Tesla sigue atravesando la mayor crisis de su historia: varios¬†ejecutivos¬†de alto nivel se han marchado, y los tuits de Elon Musk sobre privatizar la compa√Ī√≠a han puesto en alerta hasta al Departamento de Justicia. Para colmo, y justo cuando la producci√≥n se ha estabilizado, Tesla tiene problemas para entregar los nuevos Model 3. Pero, tranquilos: los seguidores de Musk han ofrecido su ayuda desinteresada.

Todo empez√≥ cuando una mujer de Utah se quej√≥ en Twitter de que hab√≠a 42 Model 3 estacionados en un dep√≥sito de ferrocarriles a la espera de que alguien los entregara a sus due√Īos (entre los que se encontraba ella): ‚ÄúMe dijeron que me lo dar√≠an el d√≠a 8, luego el 15, luego el 20, luego el 22... ahora mi entrega se ha retrasado por tiempo indefinido. Por favor, Elon Musk, arregla esto‚ÄĚ.

Musk, que suele hacer servicio al cliente a trav√©s de su perfil personal de Twitter, pidi√≥ disculpas a la mujer y dijo que Tesla hab√≠a pasado ‚Äúdel infierno de la producci√≥n al infierno de la log√≠stica de entrega‚ÄĚ, a√Īadiendo que ‚Äúest√°n haciendo progresos‚ÄĚ y que el problema ‚Äúdeber√≠a resolverse en breve‚ÄĚ.

Advertisement

Lo que ocurri√≥ despu√©s no lo has visto con ning√ļn otro fabricante de coches: decenas de personas se ofrecieron voluntarias para ayudar en la entrega de los nuevos Model 3. ‚ÄúMuchos propietarios de Tesla estar√≠amos ENCANTADOS de ayudar de forma gratuita con las entregas‚ÄĚ, puso alguien en Twitter. ‚ÄúNo podemos hacer el papeleo, pero podemos hacer orientaciones. ¬°Es divertido educar a los nuevos propietarios y ver su alegr√≠a y entusiasmo!‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Musk no solo acept√≥ la oferta, sino que propuso a sus seguidores acudir a las tiendas de Tesla para ‚Äúeducar a los nuevos due√Īos‚ÄĚ cada s√°bado y domingo durante el mediod√≠a y cada d√≠a de la semana por la ma√Īana o por la tarde.

Advertisement

No todos entendieron tanta generosidad (‚Äúes incre√≠ble que una compa√Ī√≠a valorada en 50.000 millones de d√≥lares dependa de voluntarios para resolver sus problemas‚ÄĚ), pero otros lo vieron como una muestra del valor que tiene Tesla como marca (‚Äúlo incre√≠ble es que haya clientes tan entusiasmados con un producto que se ofrezcan voluntarios para beneficiar a la corporaci√≥n‚ÄĚ).