Descubre a un empleado del taller donde llevó su camioneta usándola para hacer recados. Se la roba

31.6K
15
Save
Captura de pantalla: Penny Ivy Thompson (Facebook)

Nadie quiere que usen (o abusen) de su automóvil mientras están en el taller mecánico, ya que está ahí para ser reparado o recibir mantenimiento, y no para viajes de placer o para hacer recados. Pero una mujer de Mississippi, Estados Unidos, con un talento especial para dar lecciones a los abusadores, no solo presentó una queja cuando vio a un empleado del taller haciendo recados en su camioneta, sino que la robó y lo dejó varado.

Advertisement

La protagonista de esta historia, Penny Ivy Thompson, publicó su versión de los hechos en Facebook el pasado miércoles: básicamente, cuando se suponía que su camioneta estaba en el concesionario Mac Haik Flowood local para mantenimiento, la vio en una autopista remolcando otro automóvil y los siguió para asegurarse de que llegara a su destino “en una sola pieza”. Su destino, escribió Thompson, no era el taller del que salió, sino la tienda Lowe’s.

Thompson dijo que esperó 20 minutos para que el empleado saliera, pero que como no sucedió decidió llamar al concesionario para preguntar dónde estaba su camioneta, cosa que les respondió ella misma, al igual que más de 10.000 publicaciones en redes sociales al respecto, al momento de escribir estas líneas. El abuso de su camioneta por parte del empleado del taller se hizo viral en internet.

“Bueno, ¿entonces qué fue lo que hice?”, decía la publicación de Thompson. “Encontré mi llave de repuesto en mi bolso y robé MI PROPIO DODGE del estacionamiento de Lowe’s porque ni siquiera me gusta esa tienda, prefiero Home Depot”.

“Y ahí venía ese tonto... balanceando su bolsa de compras y no le dije nada. Él nunca levantó la vista para ver quién se llevaba la camioneta. Simplemente se detuvo y se quedó en medio del estacionamiento. Lo dejé ahí varado”.

Advertisement

El periódico Clarion Ledger de Jackson, Mississippi, confirmó el incidente con el taller mecánico y a través de Facebook, donde enlazaba a un comentario del gerente general del taller, Will LaGrange, en la publicación original.

Advertisement

El enlace ahora lleva a una página de “el contenido no está disponible”, pero el Clarion Ledger informa que LaGrange dijo que el empleado que llevó la camioneta a Lowe’s fue despedido y que el gerente de servicio fue suspendido. LaGrange también dijo que se ofreció a reunirse con Thompson y su esposo para disculparse en persona.

Del artículo:

“Soy consciente de la situación que ha ocurrido y estoy disgustado de que uno de mis empleados tomara el vehículo de un cliente para cualquier otra cosa que no sea el uso oficial. Asumo toda la responsabilidad por lo que ha ocurrido. Se han tomado acciones rápidas y seguirán en efecto a partir de ahora”, dijo LaGrange en el comentario de Facebook.

“Penny y su familia tienen todo el derecho de estar enojados por lo que ha ocurrido. Estoy avergonzado tanto profesional como personalmente por lo que ha ocurrido, y haré lo que sea necesario para asegurarme de que algo como esto nunca vuelva a suceder”, dijo.

Advertisement

El propietario del concesionario dijo al Clarion Ledger que acepta la responsabilidad por lo que sucedió y que se asegurará de que sus técnicos estén capacitados para manejar los automóviles de los clientes “mejor que tratan sus propios vehículos”, dijo.

Por supuesto, la mayoría de nosotros usamos nuestros propios autos para ir a diferentes tiendas, y no autos ajenos.

Advertisement

Para estar al tanto de más noticias, síguenos en Twitter @GizmodoES.

Share This Story