Imagen: Gerald Mayr

Un grupo de investigadores en Nueva Zelanda ha dado con una nueva especie de ping├╝ino prehist├│rico. Los huesos encontrados eran tan grandes que al principio no acertaban a determinar a qu├ę animal pertenec├şan. El reci├ęn nombrado Kumimanu biceae era del tama├▒o de un humano.

Al parecer, el animal se remonta al Paleocene tard├şo, hace unos 60 millones de a├▒os. Kumimanu era tan grande que med├şa 1.65 metros de alto y 1.77 metros de largo cuando nadaba, adem├ís, pesaba hasta 100 kilogramos.

Sorprendentemente, no es el ping├╝ino m├ís grande conocido, aunque s├ş uno de ellos. En realidad se encuentra justo por debajo del tama├▒o del extinto ping├╝ino ant├írtico del Eoceno Tard├şo, el Palaeeudyptes klekowskii, el cual med├şa 2 metros de largo y pesaba 115 kilogramos. Seg├║n explican los investigadores en su publicaci├│n:

Un ping├╝ino que rivaliza con la especie f├│sil m├ís antigua conocida en el Paleoceno puede indicar que el gigantismo en los ping├╝inos surgi├│ poco despu├ęs de que estas aves se convirtieran en ÔÇťbuzosÔÇŁ no voladores. El gigantismo, por lo tanto, puede ser una caracter├şstica inherente de los ping├╝inos pale├│genos, una que puede haber evolucionado poco despu├ęs de que las limitaciones aerodin├ímicas dejaran de existir.

Los huesos encontrados. Gerald Mayr

Advertisement

Los restos fosilizados de este ping├╝ino descomunal se encontraron en una roca en una playa en Otago, Nueva Zelanda. Inicialmente, el investigador Alan Tennyson, el hombre que los descubri├│, no sab├şa de d├│nde proven├şan. Encontr├│ una roca que mostraba huesos en la superficie exterior, por lo que los llev├│ a su oficina, espacio donde permanecieron en un estante durante unos a├▒os.

En el 2015 comenzaron a examinar la zona y la roca, entonces se dieron cuenta de que hab├şan dado con los huesos de un ave, una especie de p├íjaro muy grande. Seg├║n Tennyson:

Un minucioso y lento trabajo de extracci├│n revel├│ que la roca conten├şa una multitud de huesos revueltos de un ping├╝ino colosal. Encontramos aletas, huesos del cuerpo y de las piernasÔÇŽ y todas eran realmente enormes.

Advertisement

En cuanto al nombre, Kumimanu significa ÔÇťp├íjaro monstruosoÔÇŁ en maor├ş, y bisele es en honor a la madre de Tennyson, Bice Tennyson.

Cuentan los investigadores que el declive de estos ping├╝inos gigantes en todo el mundo probablemente tiene algo que ver con el aumento de los mam├şferos marinos, adem├ís coincide en fechas. La expansi├│n de focas, morsas, ballenas y otros mam├şferos que navegaban por el oc├ęano probablemente propiciaron una competencia por los recursos alimenticios y los lugares de reproducci├│n, una lucha que estos ping├╝inos gigantes no pudieron soportar. [Nature v├şa The Guardian]