A mediados de 2014 lleg√≥ un juego llamado Destiny, de los creadores de Halo, que ofrec√≠a ‚Äúuna galaxia‚ÄĚ llena de misiones y una historia √©pica. El juego cumpli√≥ sus promesas, al menos con el paso del tiempo, y tres a√Īos m√°s tarde ha llegado su secuela: Destiny 2 es como Destiny, pero mucho mejor.

Advertisement

Despu√©s de pasar d√≠as completando la campa√Īa, jugando un alud de misiones secundarias, de end-game y muchas partidas al multijugador, acumulando bastantes horas de juego, he llegado a la inevitable conclusi√≥n de que Destiny 2 es m√°s Destiny, pero mejorado al extremo. Si vienes de la primera entrega notar√°s que han cambiado casi todas las cosas de las que alguna vez te quejaste, para bien. Personalmente, tras m√°s de 650 horas de juego en el primer Destiny, la secuela me tiene muy satisfecho y con ansias de saber c√≥mo ser√°n los pr√≥ximos a√Īos del juego.

Comenzando por su historia, Destiny 2 (al que a partir de ahora llamar√© ‚ÄúD2‚ÄĚ) s√≠ tiene una, a diferencia de la primera entrega (‚ÄúD1‚ÄĚ) que parec√≠a tenerla pero era tan congusa y simple que se hac√≠a irrelevante para el jugador. En ese t√≠tulo sencillamente salt√°bamos de una misi√≥n a otra disparando a oleadas de enemigos hasta llegar a un jefe final. En el caso de D2, tenemos nuevos personajes carism√°ticos e interesantes, adem√°s de que los viejos regresan con mucha m√°s profundidad. La historia de Zavala, Ikora y Cayde-6, el tr√≠o de Vanguardia, est√° llena de emociones. Ya no son simplemente esos personajes irrelevantes que te daban algunas misiones y premios al completarlas.

Ghaul, el villano principal de Destiny 2.

Advertisement

Todo comienza con la destrucci√≥n de La Torre, la zona social del primer juego, por un nuevo villano llamado Ghaul, l√≠der de la ‚ÄúLegi√≥n Roja‚ÄĚ de los Cabal. Ghaul viene por la Luz del Viajero, ese poder que la misteriosa bola blanca gigante del juego le otorga a los Guardianes. La quiere para √©l y para su ej√©rcito porque le dar√≠a suficiente poder como para convertirse en un Emperador Gal√°ctico. Su ambici√≥n la relata al inicio del juego, pero durante las cinem√°ticas a lo largo de sus 13 horas de campa√Īa veremos c√≥mo Ghaul es mucho m√°s original de lo que cre√≠amos, un personaje mucho m√°s profundo.

La historia, por primera vez, es tan interesante como para que esperemos con ansias ver la pr√≥xima cinem√°tica, m√°s all√° de simplemente acabar con montones de enemigos. Debemos agradecer que Bungie ha hecho la mejor elecci√≥n posible para dirigir el juego, poniendo al mando a Luke Smith, quien fue el responsable de dise√Īar las Incursiones de D1 y de dirigir la expansi√≥n El Rey de los Pose√≠dos, la mejor de todo el juego. Smith ha logrado convertir a D2 en un juego mucho mejor que lo que fue D1 en todos los aspectos posibles.

Advertisement

Los jefes finales siguen siendo tan épicos como siempre.

Por ejemplo, han redise√Īado la forma en la que equipamos las armas. Mientras en D1 habl√°bamos de arma principal, secundaria y pesada, en D2 tenemos armas cin√©ticas, energ√©ticas y de poder. Los dos primeros tipos consisten en las armas principales de siempre (rifles autom√°ticos, ca√Īones de mano, etc√©tera), mientras que en el √ļltimo tipo se encuentran agrupados escopetas, lanzacohetes, espadas y rifles de francotirador.

Advertisement

Ya no ser√° posible saltar de un ca√Ī√≥n de mano a una escopeta y a una espada en el modo multijugador, lo que da m√°s balance al juego. D2 tambi√©n parece haber eliminado el uso de cargas de munici√≥n en el inventario, un cambio bastante dr√°stico en el juego (y que extra√Īaremos en las incursiones), pero me ha dado la sensaci√≥n de que la munici√≥n es m√°s abundante en medio de los combates. En D2 tampoco es necesario subir de nivel a las armas o armaduras, sino que han implementado nuevas ‚Äúmodificaciones‚ÄĚ para personalizarlas.

Sobre el multijugador, D2 ha cambiado la f√≥rmula de los 6 versus 6 jugadores a 4 contra 4, lo que hace que las partidas se sientan un poco m√°s duraderas. En general siguen siendo tan divertidas como antes, con la diferencia de que ahora contamos con un modo ‚Äúcompetitivo‚ÄĚ que es mucho m√°s intenso que el normal. En D2 tambi√©n veremos el regreso del evento temporal ‚Äúestandarte de hierro‚ÄĚ, aunque todav√≠a se desconoce cu√°ndo suceder√°.

Los eventos p√ļblicos pueden dar recompensas MUY buenas.

Advertisement

Los escenarios escondidos son impresionantes.

Otro de los cambios m√°s importantes en D2 tiene que ver con la variedad de misiones. Cada una de las cuatro nuevas zonas de juego (La Zona Muerta Europea, Nessus, Io y Tit√°n) cuenta con un mont√≥n de cosas por hacer despu√©s de completar la campa√Īa. Adem√°s de las patrullas de toda la vida, ahora hay una serie de ‚Äúactividades‚ÄĚ en toda la regi√≥n, las cuales no son m√°s que misiones con un poco de historia y buenas recompensas. Tambi√©n existen otras misiones especiales que pueden terminar en la obtenci√≥n de un arma ex√≥tica, y los eventos p√ļblicos ahora son mucho m√°s importantes que nunca, dado que ofrecen mejores recompensas si los conviertes en ‚Äúheroicos‚ÄĚ siguiendo una serie de pasos especiales. En general, hay mucho m√°s que hacer en cada planeta.

El primer Destiny, con todo y sus tantos fallos, fue uno de mis juegos favoritos de los √ļltimos a√Īos, pero Destiny 2 lo supera en tantos aspectos que, en definitiva, es la secuela que est√°bamos esperando. Todo lo que hizo el primer juego en tres a√Īos ha sido superado por un t√≠tulo con una gran historia, personajes interesantes y contenido variado. Quiz√°s tras 200 horas de juego ya no veamos con los mismos ojos a ese asalto o ese evento p√ļblico, pero de aqu√≠ a entonces seguro Bungie ofrecer√° m√°s cosas por hacer. Despu√©s de todo, Destiny es un juego que sigue cambiando con el tiempo.

Advertisement

En resumen, Destiny 2 es Destiny pero mejorado. Y esa maravillosa sensación al disparar y derrotar a un jefe final que parecía invencible sigue presente. Es lo que hace a Destiny tan especial y adictivo.