Echa un vistazo a la nueva y espectacular sede de Samsung en Silicon Valley. Consciente de la importancia del mercado estadounidense, Samsung invertirá más de 300 millones de dólares en crear una nueva sede de 10 hectáreas en San Francisco donde trabajarán al menos 2.500 personas.