Tres d√≠as. Es lo que han durado los archivos que el estudiante Cody Wilson hab√≠a colgado en Internet y que hab√≠an recibido ya m√°s de 100.000 descargas. Con ellos, cualquier persona con una impresora 3D y en cualquier parte del mundo pod√≠a fabricar en su casa la pistola Liberator. Wilson recibi√≥ una carta del Departamento de Estado de EE.UU. con una petici√≥n de retirar los documentos para revisarlos porque pueden violar las leyes de exportaci√≥n de armas e informaci√≥n t√©cnica. Se trata del primer obst√°culo legal que se encuentra la idea. Seguro, no ser√° el √ļltimo.

En la web de Defense Distributed se puede leer ahora: "Este archivo ha sido retirado a petición de la unidad de Control de Comercio del Departamento de Estado de EE.UU. Hasta nueva orden, el gobierno de EE.UU. tiene control sobre esa información". Los archivos de la pistola Liberator, que estaban alojados en el servicio Mega de Kim Dotcom para descarga, ya no están por tanto accesibles.

Seg√ļn la carta enviada por una de las unidades del Departamento de Estado de EE.UU. (la puedes consultar debajo), Wilson podr√≠a haber publicado datos prohibidos por las leyes internacionales de exportaci√≥n de armas e informaci√≥n t√©cnica sobre las mismas. "Tenga en cuenta que revelar o transferir informaci√≥n t√©cnica a una persona extranjera, sea en EE.UU. o fuera, es considerado como una exportaci√≥n", aclara la carta.

Advertisement

Estas leyes de exportaciones generalmente van destinadas a controlar que partes de armas e información sobre cómo fabricarlas no lleguen a países que figuran en las listas negras de EE.UU. Se puede ver así, o se puede ver también como una excusa de las autoridades para intentar poner freno a una idea, la de crear armas con una impresora 3D, que está levantando un intenso debate. [Betabeat] Foto: Forbes