Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Acer C250i es el proyector ideal si vives en una casa pequeña

Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Si alguna vez has tenido un proyector sabrás que lo peor de estos dispositivos (aparte del precio) es elegir dónde ponerlos. Para empezar necesitan una pared blanca despejada o instalar una pantalla, pero el auténtico problema es el ángulo de proyección. Acer ha solucionado ese problema de forma muy elegante.

El problema con el ángulo de proyección es que, a menos que elijamos un proyector de tiro corto o un modelo de los caros que pueda configurarse a placer, puede pasar que la distorsión en la imagen provocada al torcer el proyector solo pueda ajustarse en vertical, pero no en horizontal. Eso obliga a situar el proyector en una línea perpendicular perfecta respecto a la pantalla. Los apartamentos modernos no son conocidos precisamente por el exceso de espacio. Enfrente de esa pared vacía sobre la que vamos a proyectar puede haber una ventana, o un mueble, lo que nos obliga a buscar complejas soluciones instalando el dispositivo en lugares precarios o colgado del techo.

Advertisement

Eso es precisamente lo que me pasó a mí al cambiarme de casa. La ubicación del proyector se me ha complicado tanto que a día de hoy sigue reposando en su caja a la espera de que en algún momento me anime a perforar el techo y tirar cable. Antes de eso es posible que acabe vendiéndolo.

Desde aquí quiero das las gracias al blogger anónimo cuya camiseta de Planet Express ha hecho que esta foto sea mucho más interesante. ¡Gracias compañero!
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

Por toda esta explicación, encontrarme con el C250i en el Stand de Acer ha sido una sorpresa realmente agradable. La compañía taiwanesa lleva años haciendo proyectores con una calidad bastante decente, pero el pequeño C250i tiene ese algo especial que hace que te quedes probándolo, y ese algo se llama proyección multiángulo.

El C250i tiene un formato realmente inusual para un proyector. Parece una lata de refresco gigante (mide 10x10x18,6 cm y pesa 600 gramos). La razón es que está pensado para adaptarse a cualquier lugar en el que lo situemos, no importa lo torcido que esté respecto al lugar que hemos elegido para proyectar la imagen. Para ayudar con esa característica además pude funcionar sin conectar a la corriente gracias a una batería interna de 9.000 mAh. Acer no ha especificado cuál es la autonomía de esta película, pero es de esperar que de de sobra para ver una película a menos que sea alguna adaptación dirigida por Peter Jackson en 16 entregas.

Advertisement
Foto: Carlos Zahumenszky (Gizmodo en Español)

A nivel de calidad de imagen, el C250i emite una pantalla virtual de hasta 70 pulgadas a dos metros con una luminosidad de 300 lumens ANSI, contraste 5.000:1, y una resolución de 1920 x 1080. Su lámpara dura hasta 20.000 horas (30.000 en modo eco) y cuenta con conexiones HDMI, USB-C, USB normal, y MicroSD. Hasta cuenta con una conexión de auriculares para que lo podamos poner en la cabecera del sofá.

Advertisement

Es difícil valorar la calidad de imagen del Acer C250i en tan poco tiempo y con las normalmente horribles condiciones de luz de los stands. Con todo, la propuesta de Acer con este pequeño proyector DLP es especialmente inteligente y puede ser una buena opción si no quieres que tu salón esté dominado por un enorme rectángulo negro a todas horas.

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key