Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Asus Zenfone 8 es un Android bestial con el corazón de un gama alta de 2021 y el tamaño de un móvil de 2016

undefined
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

Cuando Asus se puso a diseñar el Zenfone 8 su objetivo era hacer un ROG Phone en el mínimo tamaño posible. El resultado es un gama alta de solo 148 x 68,5 x 8,9 mm y 169 gramos que lo tiene todo en un tamaño tan pequeño que no veíamos algo así desde el Zenfone 3, un móvil que se lanzó en 2016.

Advertisement

Cuando decimos que lo tiene todo no es una forma de hablar ni estamos hablando de un gama media con potencia “suficiente para la mayor parte de usos”. El Asus Zenfone 8 es una animalada en cuanto a rendimiento. Dentro lleva procesador Qualcomm Snapdragon 888 a 2,8GHz. Es el mismo chip que tiene el Asus ROG Phone 5 y los topes de gama de otras compañías presentados recientemente como el OnePlus 9 Pro o los nuevos Xperia.

Por si eso no fuera bastante, su RAM comienza en los 6GB con 128 de almacenamiento, pero el modelo más potente (el que hemos probado aquí) tiene 16GB de RAM y 256GB de ROM. La memoria, por cierto, es LPDDR5 y el sistema de archivos UFS 3.1. Asus hasta ha logrado integrar un sistema de refrigeración para disipar el calor. En términos de experiencia de uso podemos estar una hora jugando a algo como Dead Trigger 2 o Injustice y el móvil apenas se calienta un poco.

A nivel de diseño, el Zenfone es simple, pero bonito, con una parte trasera en cristal ahumado y de bordes curvos. Es muy agradable de sujetar e inmune a huellas. Los laterales son de aluminio y el cristal de la pantalla está ligerísimamente curvado en los bordes. Visualmente es un terminal poco llamativo, pero práctico y cómodo en extremo. La única nota de color es el botón de encendido en color azul metalizado característico de la familia Zenfone. Desde el punto de vista constructivo también es sólido y hasta tiene conector de audio de 3,5mm y es resistente al agua en grado IP68. Se siente duro, pero si quieres protección extra, Asus ha llegado a un acuerdo con un fabricante de fundas taiwanés llamado RhinoShield. La funda que hemos probado con el teléfono es gruesa y pesada, pero tiene todo el aspecto de resistir una guerra nuclear.

Pantalla, batería y sonido

La pantalla del Zenfone 8 es una AMOLED 5,9 pulgadas FHD+ (resolución 2400 x 1080 píxeles) con 1100 Nits de brillo, tasa de refresco de 120Hz y certificaciones de color para aburrir (112% DCI-P3, 151.9% sRGB, HFR10+ y Delta E por debajo de 1). En la práctica se ve divinamente, con un brillo medio de 800 Nits que la hace cómoda incluso a pleno sol, y con una nitidez fantástica debido a su menor tamaño comparada con los móviles normales de hoy en día.

Advertisement

La tasa de refresco es automática, pero a los amantes de los juegos les gustará saber que aparte de subir a 120Hz en los juegos compatibles, ofrece una tasa de refresco equivalente a 1 milisegundo y una frecuencia de muestreo táctil de 240 Hz. Cuando en Asus dijeron que querían todo lo bueno de un ROG Phone no mentían. El Asus Zenfone 8 lleva integrado el mismo software Game Genie que los móviles para jugar de la compañía.

El Asus Zenfone 8. Lo que tiene debajo es un Asus ROG Phone 3. La diferencia de tamaño es evidente
El Asus Zenfone 8. Lo que tiene debajo es un Asus ROG Phone 3. La diferencia de tamaño es evidente
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo
Advertisement

Game Genie permite un nivel de personalización del teléfono fantástico a nivel de cosas como la pantalla o las notificaciones cuando hay un juego activo. Eso por no mencionar que añade una plétora de herramientas útiles para hacer capturas de pantalla, suspender aplicaciones en segundo plano para optimizar el uso de la RAM o mantener apps en ventanas flotantes. A día de hoy Game Genie es probablemente el gestor de videojuegos más completo y potente que hay en Android.

Debajo de la pantalla, el Zenfone 8 lleva una batería de 4.000mAh y carga rápida de 30W compatible con Quick Charge 4.0. Lamentablemente, no tiene carga inalámbrica, lo cual no debería de extrañar mucho teniendo en cuenta su tamaño. Bastante esfuerzo épico han hecho concentrando todos los demás componentes en ese formato mínimo.

Advertisement
Estas son todas las aplicaciones que lleva preinstaladas el Zenfone. Muy bien Asus ahí.
Estas son todas las aplicaciones que lleva preinstaladas el Zenfone. Muy bien Asus ahí.
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

A nivel de software, el ZenFone 8 lleva Android 11 con la interfaz Zen UI. Se trata de una interfaz de capa muy poco invasiva y que, en lugar de atiborrar el terminal con aplicaciones de terceros, aporta valor donde hace falta. El menú Game Genie que comentábamos arriba es uno de esos toque fantásticos. Otro es una función que permite bajar el contenido de la pantalla para usarlo a una mano. Funciona muy bien, aunque tengo mis dudas de si es necesario en un teléfono que ya de entrada es más pequeño que lo normal.

Advertisement

El sistema de sonido es el mismo que el del ROG Phone 5 (que suena brutal) con doble altavoz estéreo HD firmado por Dirac, y amplificadores desarrollados por CirrusLogic (una veterana compañía estadounidense especializada en circuitos de procesado de sonido DSP). También tiene un puerto de auriculares de 3,5mm. Los micrófonos para llamada son tres, están afinados por OZO Audio y cuentan con sistema de reducción de ruido. En la práctica lo que significa es que se nos oiré estupendo cuando hablemos por teléfono. A veces se nos olvida que los móviles eran, en origen, comunicadores de voz. Por suerte Asus no se ha olvidado de ello.

Ilustración para el artículo titulado El Asus Zenfone 8 es un Android bestial con el corazón de un gama alta de 2021 y el tamaño de un móvil de 2016
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo
Advertisement

Cámaras

Confieso que cuando abrí la caja del Zenfone 8 y eché un vistazo por primera vez al teléfono y a sus especificaciones pensé: -Fijo que la cagan en las cámaras...- La presencia de solo dos lentes no auguraba un apartado fotográfico espectacular, pero después de usarlo durante casi un mes tengo que reconocer que me equivocaba. Las cámaras del Zenfone 8 son muy buenas. Si no pueden competir con móviles como el Galaxy S21 o el OnePlus 9 Pro es sencillamente porque no tienen lentes extra de zoom o de macro, pero las que tiene hacen un trabajo excelente hasta el punto de que no me queda más remedio que enterrar mi prejuicio y darle también buena nota a este apartado. De hecho recuerdo exactamente el momento en el que me rendí a la evidencia. Fue al probar el modo nocturno.

Advertisement

El módulo principal de cámaras se compone de un sensor Sony IMX686 de 64Mpx con OIS y un sensor gran angular Sony IMX363 con enfoque dual PDAF. En la cámara delantera encontramos otro sensor Sony, el IMX663 con autoenfoque para selfies.

El Zenfone 8 no destaca particularmente de día. Saca buenas fotos y enfoca muy rápido gracias al sistema PDAF, pero eso es algo que prácticamente todos los móviles hacen en 2021. La lente gran angular puede usarse para mejorar el macro, pero no entiendo por qué Asus no ha integrado un modo específico basado en esa lente como lo hacía OnePlus en su momento. A falta de este modo, intentar sacar fotos muy de cerca queda en manos del usuario. La parte de retratos es consistente, pero no deslumbra.

Advertisement

Entonces es cuando saqué el Zenfone 8 de noche y tuve que pararme en mitad de la calle a hacer zoom en las fotos que iba sacando porque no me creía lo que estaba viendo. El modo nocturno del Zenfone 8 es sorprendente. Tarda un poco más de la cuenta en sacar las fotos, pero los resultados son excelentes incluso con la lente angular. Básicamente, lo que hace e modo nocturno es realzar los colores en tomas con poca luz. Si eres un noctámbulo lo vas a disfrutar como un enano.

Advertisement

En resumen

La idea de Asus con el Zenfone 8 era cubrir un segmento de mercado que actualmente estaba muy descuidado: el de los teléfonos potentes de menos de 70mm de ancho y 150mm de alto. Es cierto que en los últimos años ha habido teléfonos así de pequeños, pero ninguno juntaba unas características tan potentes como este. El Pixel 4a,por ejemplo, es casi del mismo tamaño que el Zenphone 8, pero su procesador era mucho menos potente, tenía menos memoria y no era resistente al agua por citar solo tres diferencias importantes.

Advertisement
Ilustración para el artículo titulado El Asus Zenfone 8 es un Android bestial con el corazón de un gama alta de 2021 y el tamaño de un móvil de 2016
Foto: Carlos Zahumenszky / Gizmodo

El móvil reciente más parecido al Zenfone 8 es el Sony Xperia 5 III. Ambos comparten la mayor parte de sus características pero el Xperia es un centímetro más alto y no tiene tanta memoria en su modelo más potente. A cambio tiene algo más de batería y una pantalla un pelo más grande. El problema es que aún no ha salido a la venta. Lo harán a comienzos de verano y, si el precio de alrededor de 925 euros se confirma, será bastante más caro que el Zenfone 8, cuyo precio de salida será de 599 euros para el modelo con 6GB /128GB.

Advertisement

Comencé esta review pensando que el Zenfone 8 sería uno de estos teléfonos que meten buen procesador, pantalla y batería, pero fallan en el apartado de juegos o en el de cámaras porque es un móvil “serio” pensado para profesionales que quieren un móvil más pequeño que las exageraciones a las que estamos acostumbrados. Me equivocaba. El Zenfone 8 es una auténtica bestia más comparable a una especie de ROG Phone Mini con la estética más discreta y elegante de los Zenfone. Salvo por la falta de carga inalámbrica y una o dos cámaras más (zoom y macro), el Zenfone 8 no tiene nada que envidiar a dispositivos tan potentes como el S21 Ultra o el OnePlus 9Pro. Si estás harto de móviles enormes pero no quieres renunciar a nada no encontrarás un móvil más completo que este.

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.