Kate McClure, Johnny Bobbitt y Mark D’Amico
Image: Burlington County Prosecutor’s Office

La trepidante historia de la campaña de GoFundMe que recaudó $400.000 para un indigente se ha complicado todavía más.

A través de su abogado, Kate McClure afirma ahora que estuvo involucrada en una relación abusiva y que la historia se la habían inventado su exnovio y el indigente para convencer a la gente de que les donara dinero a través de GoFundMe. El lunes, el abogado de McClure compartió una cinta de audio que su clienta supuestamente grabó en secreto en la cual se oye a McClure discutiendo con su exnovio sobre la situación.

James Gerrow es el nuevo defensor de McClure después de que los fiscales de Nueva Jersey presentaran cargos de robo por engaño y conspiración contra ella y su expareja. Gerrow apareció en Good Morning America el lunes por la mañana para argumentar que su clienta era un chivo expiatorio en la supuesta estafa para convencer a los usuarios de GoFundMe de que un mendigo, Johnny Bobbitt, había gastado sus últimos $20 para comprarle gasolina a McClure cuando se quedó varada a un lado de una autopista interestatal en Nueva Jersey. McClure y su exnovio Mark D’Amico montaron una exitosa campaña de crowdfunding en la que aseguraban que querían recaudar $10.000 para que Bobbit arreglara su vida. Los fiscales dicen ahora que los tres planearon una elaborada estafa que se desbarató cuando McClure y D’Amico gastaron la mayor parte del dinero y Bobbitt los llevó a un tribunal civil.

Gerrow dijo en Good Morning America que McClure estuvo de acuerdo con el plan porque quería ayudar a Bobbitt a arreglar su vida y porque, al mismo tiempo, estaba bajo el control de D’Amico, quien, dice, era un novio abusivo. Gerrow también compartió una grabación en la que aparentemente se oye a McClure y D’Amico discutiendo por haberse gastado el dinero de Bobbitt.

Advertisement

En los fragmentos editados emitidos por Good Morning America, cuya autenticidad no ha sido verificada, una mujer que supuestamente es McClure dice: “Tú empezaste este puto asunto. Tú lo hiciste todo. Yo no participé en nada de esto, y yo soy la que está cayendo”.

Un hombre que supuestamente es D’Amico responde: “No vas a ir a la cárcel por mentir en la televisión, puta imbécil”.

“Pero quién me obligó a mentir en la televisión”, pregunta la mujer.

“A quién le importa”, responde el hombre.

Entonces el hombre que supuestamente es D’Amico pregunta sobre el gasto personal de la mujer: “¿Cuánto te gastaste en Cali? ¿2500? ¿3700?”.

Advertisement

No está claro si la cinta está editada, pero el hombre da un gran salto en las cifras de las que habla. “Ahí llevas $40.000”, dice. Después las cosas suben de tono y el hombre grita: “¿Ahora quieres hablar de todo lo demás? Actúas como si no te hubieras gastado un dólar. ¡Para!”.

“No estoy actuando así”, responde la mujer. “Nunca dije que no hubiera gastado un dólar”.

Gizmodo acudió a la oficina de Gerrow con el objetivo de obtener declaraciones y una copia del audio, pero no recibió respuesta. El abogado de D’Amico rechazó la oportunidad de hacer declaraciones.

Advertisement

Interrogado por Good Morning America sobre los gastos de McClure de los fondos de GoFundMe, Gerrow admitió que su clienta había comprado a sabiendas al menos uno de los bolsos que los fiscales identificaron como parte de las compras desenfrenadas de la pareja. Gerrow dijo que el bolso había costado alrededor de $800, mientras que D’Amico aparentemente había comprado otro bolso por $1000.

Gerrow sugirió que la participación de McClure en la estafa había sido altruista e ingenua a la vez. “Desde el principio, Kate pensó que estaba ayudando a un veterano de guerra que no tenía hogar y que el señor D’Amico era el que estaba detrás de todo”, afirmó el abogado. Y añadió: “En aquel momento, ella no entendía ni apreciaba el hecho de que esto podría ser un delito”.

Los fiscales señalaron que la pareja se había gastado el dinero en un BMW, viajes de compras en el extranjero y vacaciones. También dicen tener registros de mensajes de texto que McClure envió a un amigo admitiendo que la historia era “completamente inventada”. Los fiscales añaden que “quedan cero dólares” de la campaña de GoFundMe y que los tres probablemente se habrían salido con la suya si Bobbitt no los hubiera denunciado por estafa. Si se les declara culpables, los cargos contra los tres conllevan sentencias de entre cinco y 10 años.

Advertisement

Según los fiscales, Bobbitt era realmente una persona sin hogar y un veterano de las fuerzas armadas. El jueves, enfatizaron que este caso no debe desalentar a la gente a la hora de contribuir a una buena causa. Gerrow dijo en Good Morning America que su cliente siente remordimientos por “el hecho de que esto haya generado mala publicidad y pueda disuadir a la gente de donar, especialmente en esta época del año”.

GoFundMe dijo el jueves que todos los contribuyentes de la campaña recibirán un reembolso de sus donaciones.