Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El concurso de deletrear de EE.UU. se queda sin palabras y declara ocho ganadores por primera vez

Foto: Susan Walsh (AP)

Se llaman a sí mismos “los octocampeones” y acaban de ganar un premio de 50.000 dólares por cabeza. De izquierda a derecha:

  • Sohum Sukhatankar, 13 años. De Dallas, Texas.
  • Abhijay Kodali, 12 años. De Flower Mound, Texas.
  • Rohan Raja, 13 años. De Irving, Texas.
  • Saketh Sundar, 13 años. De Clarksville, Maryland.
  • Christopher Serrao, 13 años. De Whitehouse Station, Nueva Jersey.
  • Rishik Gandhasri, 13 años. De San Jose, California.
  • Erin Howard, 14 años. De Huntsville, Alabama.
  • Shruthika Padhy, 13 años. De Cherry Hill, Nueva Jersey.

Son los ganadores de la última edición del concurso nacional de deletreo de Estados Unidos, el Scripps National Spelling Bee. No es habitual que sean tantos, pero la organización se quedó sin palabras y decidió declararlos co-ganadores. Es la primera vez que ocho concursantes comparten el trofeo.

Advertisement

“Le habéis demostrado al diccionario quién es el que manda”, dijo el portavoz de la organización, Jacques Bailly, que ganó el concurso en 1980.

La edición de 2019 ha reunido a 562 adolescentes de todo el territorio estadounidense y otros seis países: las Bahamas, Canadá, Ghana, Jamaica, Japón y Corea del Sur. La competición empezó el martes. La ronda final fue televisada en directo el jueves por la noche, pero se extendió hasta la madrugada del viernes. Los ocho ganadores no se derrumbaron ante la presión y deletrearon correctamente palabras como pendeloque (un diamante tallado en forma de pera) y buganvilla (una planta trepadora).

Cuando el concurso estaba avanzado, la organización anunció un cambio en las reglas: todos los que completaran con éxito la ronda 20, ganarían. Este vídeo resume cómo se vivió la ronda final. En el público, los familiares de los concursantes se retorcían de los nervios hasta que Bailly decía “correcto”. Ocho veces el mismo proceso: tensión, nervios y, al final, saltos de alegría, lágrimas y una explosión de aplausos. Los ocho hicieron historia.

Share This Story

About the author

Matías S. Zavia

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: 08B1 8FBD 5DA0 45F1 2C2D F329 BD6D 0689 6FB2 7BEBPGP Key