El día que una exhibición de acrobacias se convirtió en uno de los accidentes aéreos más mortales de la historia

Imagen: AP

La impactante imagen tuvo lugar el 27 de julio de 2002, en el campo de aviación de Sknyliv cerca de Lviv, Ucrania, cuando un Su-27 de la Fuerza Aérea del país se estrelló durante una exhibición. Los dos pilotos lograron salir con vida expulsados, pero cientos de asistentes fallecieron o resultaron heridos.

El llamado desastre de Leópolis está catalogado hoy en día como el peor accidente aéreo durante una exhibición acrobática en la historia. Ese 27 de julio la Fuerza Aérea de Ucrania organizó un gran evento para conmemorar el 60 aniversario. El día había amanecido soleado y asistieron más de 8.000 personas para ver las acrobacias de los mejores pilotos en Ucrania: los Ukrainian Falcons.

Advertisement

Se trata de un equipo de demostración acrobática de Ucrania establecido en 1995. Los miembros son la élite de los pilotos de combate de la Fuerza Aérea y debían mostrar sus habilidades en el Sukhoi Su-27, un avión caza propulsado por dos motores turbofán de clase Mach 2 diseñados en la Unión Soviética en la década de 1970.

Imagen: AP

La aeronave entró en servicio en la Fuerza Aérea Soviética en 1985 y pertenece a la misma clase que los F-14 y F-15 estadounidenses, aunque a diferencia de estos cazas, puede volar en un ángulo de ataque de 30 grados y también puede realizar el llamado “Pugachev Cobra”, una maniobra acrobática en la cual el avión lanza la nariz más allá de la vertical a una velocidad de 70 grados por segundo y luego se recupera para nivelar el vuelo.

Sin embargo, aquel día en el Salón Aeronáutico de Sknyliv, algo salió terriblemente mal.

Advertisement

Mucho antes del accidente, las exhibiciones aéreas en todo el mundo habían decidido separar a las multitudes de los vuelos durante las exhibiciones, en la mayoría de las casos con una ecuación donde entraba en juego la distancia lateral mínima entre la línea de visualización acrobática y la línea de la multitud, basándose en la velocidad de la aeronave.

El día del accidente, el teniente coronel Vladimir Toponar y su copiloto Yuriy Yegorov volaron el avión de combate Sukhoi Su-27UB junto con otro similar. Las autoridades estatales afirmaron que la acrobacia que estaban realizando fue defectuosa desde el principio, aunque nunca especificaron mucho más. 

Advertisement

Lo cierto es que todavía hoy no existen informes ni investigación oficial que concrete las razones de lo ocurrido, pero por las imágenes que tristemente se han hecho famosas, parece claro que la separación requerida con el público no fue la correcta. Los espectadores estaban alineados a ambos lados del aeródromo, lo que limitaba las opciones de acción evasiva de los pilotos.

Imagen: AP
Advertisement

En la secuencia se aprecia como el vuelo del Su-27UB trata de girar y levantarse, pero el avión finalmente golpeó el suelo y se deslizó hacia la plataforma. Luego golpeó un avión de transporte y finalmente voló hacia la multitud mientras el combustible explotaba en una gran bola de fuego. Miles de fragmentos y combustible para aviones rociaron a la multitud.

Tanto Toponar como Yegorov escaparon del accidente en el último segundo, saliendo expulsados del caza instantes antes del impacto. Sin embargo, el 27 de julio de julio de 2002 fallecieron 77 personas y 543 resultaron gravemente heridos. [Wikipedia, New York Times]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key