Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El examen de conducir del futuro: tu examinador será un simple móvil instalado en el parabrisas

El examen de conducir es un auténtico infierno para mucha gente. No es solo el hecho de que tengas que poner a prueba todo lo que has aprendido en la autoescuela. Todos hemos oído historias de terror sobre tal o cual examinador. Pero, ¿y si en el futuro el examinador fuera un simple móvil?

La idea suena futurista, pero en India es ya una realidad gracias a un curioso proyecto desarrollado por Microsoft Research para ese país. El proyecto se llama HAMS (Harnessing AutoMobiles for Safety) y permite llevar a cabo un examen de conducir sin que haya un examinador humano de por medio. El examinador es un teléfono móvil.

Advertisement

La idea es tan simple que es una genialidad porque aprovecha de forma muy inteligente la enorme cantidad de sensores que tienen los teléfonos actuales. El móvil se instala en el parabrisas con la ayuda de un soporte similar al que se usa para los GPS. La cámara delantera se encarga de monitorizar la cara del alumno, y las cámaras principales monitorizan la carretera. El acelerómetro es capaz de detectar la suavidad con la que el alumno maneja los mandos del vehículo y el GPS se encarga de calcular la velocidad en relación a lo que marcan las señales de tráfico o la genérica de la vía.

Todo ello está gobernado desde una simple aplicación. En su versión actual, HAMS sabe si el alumno conduce bien o mal porque el examen tiene lugar en un circuito cerrado con marcadores que permiten al software calcular con total precisión si las maniobras están bien hechas o no, o si el vehículo se acerca demasiado a obstáculos.

Obviamente, la versión actual no está aún preparada como para un examen en carretera como los que se realizan en la mayor parte de países. También está a años luz de las sutilezas que puede detectar un examinador profesional humano, pero también tiene algunas ventajas. Probablemente muchas personas prefieran la frialdad de un sistema computerizado a un examinador que quizá ese día pueda haberse levantado con mal pie o con el que no tengamos buena comunicación. Eso por no mencionar que los exámenes podrían realizarse en cualquier momento y con una tecnología que ya existe. Solo hay que afinarla.

Finalmente está la cuestión filosófica subyacente a cualquier otra automatización. La aplicación de Microsoft elimina de forma bastante inesperada un puesto de trabajo que ocupan miles de personas en el mundo. Es Quizá tanto el debate como la propia aplicación sean innecesarias en un mundo abocado a los vehículos autónomos. Sea como sea, ahí queda esa sombra sobre el futuro de otra profesión más. [Microsoft]

Share This Story

About the author

Carlos Zahumenszky

Editor en Gizmodo, fotógrafo y guardián de la gran biblioteca de artículos. A veces llevo una espada.

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: BA3C91077C1CF6A7C6133D7CD3C89018CB814014PGP Key