El hermoso espectáculo de fabricar cable de cobre, en imágenes

El cable de cobre es un protagonista omnipresente en nuestras vidas. Lo encontramos en la red eléctrica de nuestro hogar, en los cables de nuestros electrodomésticos, o en el tendido que comunica nuestros altavoces pero ¿Cómo se fabrica? El proceso no es muy sorprendente (se funde el cobre y se estira) pero eso no lo hace menos espectacular.

El fotógrafo E. Golovach ha elaborado esta hermosa serie de fotografías que ilustran, paso a paso, cómo se fabrica el cable de cobre desde el reciclado de cables viejos hasta su estirado. A continuación os mostramos nuestras escenas favoritas con una breve explicación. En la web de English Russia podéis admirar el set completo. [Enineering-RU vía English Russia]

Advertisement

Reciclado de cobre

Se comienza recogiendo cualquier pieza que contenga cobre. La mayor parte son cables viejos, pero a veces también hay otras piezas más grandes. La mayor parte está oxidado y presenta elementos contaminantes como plásticos.

Advertisement

Fundición

El material en bruto es fundido en una cámara en la que se inyecta oxígeno a alta presión para elevar la temperatura. La mayor parte de impurezas arden aquí hasta desaparecer.

Advertisement
Advertisement

Elaboración de láminas

El cobre fundido se canaliza hacia una máquina donde se llenan unos moldes en forma de plancha. La temperatura ambiente en esta sala es tan alta que E. Golovach comenta cómo una de sus cámaras se averió en la elaboración de la serie de imágenes.

Advertisement
Advertisement

Enfriado y limpieza

Las láminas se enfrían con agua y se llevan a un tanque donde serán sometidas a un baño electrolítico para eliminar impurezas. El resultado son unas piezas de metal de aspecto mucho más brillante y lustroso.

Advertisement
Advertisement
Advertisement

Vuelta a la fundición

Las planchas de cobre limpio se reenvían a otra parte del taller para volverlas a fundir, esta vez sin impurezas.

Advertisement
Advertisement

Estirado

Para crear el cable de cobre, el metal se deja enfriar parcialmente y se le va dando una forma alargada, mediante estiramiento mecánico, hasta que tenga el diámetro deseado. Al enfriarse ya tiene un aspecto muy similar a cómo lo conocemos. Más tarde pueden trenzarse varios hilos según las necesidades.

Advertisement
Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story