Foto: AP Images.

Más malas noticias para Apple relacionadas a la polémica de la ralentización de iPhones con baterías degradadas. El gobierno estadounidense también comenzará una investigación formal sobre la materia, para determinar si la compañía violó leyes al afectar el rendimiento de los dispositivos mediante actualizaciones.

Advertisement

A finales de diciembre de 2017 comenzaron a sonar rumores acerca de que Apple estaría ralentizando el funcionamiento de los iPhones antiguos de manera voluntaria, mediante las actualizaciones de iOS. Apple terminó admitiendo que lo hacía, pero no por vender iPhones nuevos sino para solucionar los fallos que ocasionan las baterías degradadas a la vida útil del terminal.

Sin embargo, este malentendido ocasionado por la falta de comunicación de la compañía le está pasando factura. Apple ha sido demandada por grupos de ciudadanos y organizaciones en Estados Unidos e Italia, y el gobierno de Francia está investigando el caso debido a que la obsolescencia programada es un delito en esta nación.

Ahora, el gobierno de Estados Unidos comenzará a investigar el caso. Tanto el Departamento de Justicia como la Comisión de Bolsa y Valores del país buscarán si Apple ha violado leyes de consumo y protección al ciudadanos con sus actualizaciones de software.

Advertisement

Apple, intentando corregir su error, está ofreciendo reemplazos de baterías por un costo reducido y también ofrecerá la opción de desactivar la ralentización del dispositivo en una próxima versión de iOS. [vía Bloomberg]