Foto: Vasyl Markin/Flickr

Apple prepara la actualización 11.3 de iOS. El parche traerá una serie de mejoras a su software de realidad aumentada, nuevos animoji y un control más preciso sobre el rendimiento del teléfono. La actualización por fin permitirá controlar el rendimiento de terminales con la batería degrada, pero quizá no debas hacerlo.

Recientemente se supo que Apple había tomado la controvertida decisión de ralentizar el rendimiento de los iPhone con la batería demasiado degradada sin el conocimiento de los usuarios. La decisión de Apple no gustó mucho, y algunos usuarios tomaron la decisión de llevar el tema a los tribunales en una demanda conjunta contra la compañía. Apple trató de acallar las críticas rebajando su servicio de reemplazo de baterías de 79 dólares a unos razonables 29.

Advertisement

El nuevo parche 11.3 permitirá desactivar la función que gestiona de forma dinámica el rendimiento en función del estado de la batería en los modelos iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone SE, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone 7 y iPhone 7 Plus.

La cuestión es que quizá desconectar esa función no sea muy buena idea. Mi sugerencia es dejar que Apple gestione el tema al menos hasta que cambies la vieja batería por una en buen uso. La función está pensada para evitar apagones imprevistos en el terminal a resultas de fallos en la batería, y los apagones pueden traducirse muy fácilmente en datos corruptos y fallos en el almacenamiento de archivos.