"Estamos decididos al respecto. No vamos a dejar el pa√≠s a merced de Facebook y Youtube" Con estas palabras se despachaba hoy el primer ministro turco, Tayyip Erdogan, tras amenazar, en una rueda de prensa p√ļblica, con bloquear Facebook y YouTube en Turqu√≠a. ¬ŅLa raz√≥n? una serie de grabaciones que se han filtrado en ambas redes sociales, y que acusan a Erdogan y a su gobierno de corrupci√≥n.

La √ļltima de estas grabaciones (van cinco solo esta semana) muestra supuestamente al primer ministro amenazando telef√≥nicamente a un periodista por un art√≠culo contrario al gobierno. Erdogan asegura que los documentos son falsos y que forman parte de una campa√Īa de descr√©dito orquestada por Fethullah Gulen, un antiguo aliado pol√≠tico que ahora reside en Estados Unidos. YouTube no ha podido determinar la veracidad de las grabaciones, y tanto la red de v√≠deos como Facebook han declinado hacer declaraciones al respecto por el momento.

El gabinete de Erdogan ha comentado que las medidas de bloqueo tambi√©n incluir√°n otras p√°ginas web, y que se pondr√°n en marcha a partir del 30 de marzo, cuando pasen las elecciones municipales fijadas para esa fecha. No es la primera vez que Erdogan lleva a la pr√°ctica este tipo de absurdas medidas extremas. YouTube estuvo ya bloqueado en Turqu√≠a durante dos a√Īos hasta que volvi√≥ a permitirse su acceso en 2010. Independientemente de si las acusaciones contra el primer ministro son ciertas o no, parece que hay gente, en pleno siglo XXI, que sigue empe√Īada en parar la lluvia poniendo un dedo. [Reuters]

Foto vía AP