En julio de 1974, una adolescente que hab√≠a salido a pasear con su perro por la playa encontr√≥ el cad√°ver de una mujer a pocos metros de la carretera. Estaba cubierto de insectos y en un avanzado estado de descomposici√≥n. Ten√≠a el pelo casta√Īo rojizo y las u√Īas de los pies pintadas de rosa. Bajo su cabeza hab√≠a unos vaqueros de marca Wrangler y una bandana azul. En su boca, unas lujosas coronas de oro que por aquella √©poca val√≠an al menos 5000 d√≥lares. Mostraba signos de agresi√≥n sexual, probablemente post mortem, y estaba casi decapitado por estrangulamiento. Pero lo que hab√≠a matado a aquella mujer era una lesi√≥n en el cr√°neo causada con una pala.

La polic√≠a determin√≥ que la v√≠ctima ten√≠a entre 25 y 40 a√Īos y hab√≠a muerto unas dos semanas antes de que apareciera el cuerpo, pero nunca pudo ponerle nombre: el asesino le hab√≠a cortado las manos y arrancado algunos dientes para ocultar su identidad. Desde entonces se la conoce como la ‚ÄúDama de las Dunas‚ÄĚ por el lugar donde fue encontrada: las dunas de Race Point, el extremo norte de la pen√≠nsula de Cabo Cod (Massachusetts).

El caso ha desconcertado a los investigadores durante m√°s de 40 a√Īos. En 1987, una joven canadiense dijo haber visto a su padre estrangular a una mujer en Massachusetts 15 a√Īos atr√°s, pero se mud√≥ antes de que la polic√≠a pudiera localizarla para corroborar su historia. Ese mismo a√Īo, una mujer de Maryland vio un dibujo de la v√≠ctima y dijo a la polic√≠a que se parec√≠a a una hermana que no hab√≠a visto desde que se mudara a Boston en 1972.

En 2004, el asesino en serie Hadden Clark escribi√≥ una carta a un amigo para confesar que hab√≠a matado a una mujer en el Cabo Cod. Adjunt√≥ dos dibujos: uno de una mujer desnuda, sin manos, tendida boca abajo, y otro de un mapa que se√Īalaba el lugar donde hab√≠a sido encontrado el cuerpo de la Dama de las Dunas. Clark sufre esquizofrenia paranoide, una condici√≥n que puede llevar a alguien a confesar un crimen que no cometi√≥.

Advertisement

El cad√°ver de la Dama de las Dunas ha sido exhumado tres veces (la √ļltima, en 2013), pero ni siquiera las reconstrucciones faciales con t√©cnicas forenses modernas o sus coronas de oro han servido para identificarla: la polic√≠a contact√≥ con miles de dentistas y descart√≥ m√°s de 50 coincidencias.

Ahora Joe Hill, el hijo del escritor de novelas de terror Stephen King, ha decidido a√Īadir m√°s le√Īa al fuego especulando sobre la posibilidad de que la v√≠ctima apareciera como extra en la pel√≠cula Jaws (Tibur√≥n), que fue rodada en Massachusetts en 1974. En un extenso post de Tumblr, el creador de c√≥mics compara una de las im√°genes forenses con un fotograma de Jaws en el que aparece una mujer con facciones parecidas, pelo casta√Īo rojizo y una bandana azul similar a la que fue hallada junto al cad√°ver hace 46 a√Īos.

Advertisement

Seg√ļn el Washington Post, Hill se obsesion√≥ con la historia de la Dama de las Dunas despu√©s de leer sobre ella en The Skeleton Crew, un libro sobre c√≥mo los detectives aficionados est√°n resolviendo los casos sin resolver de Estados Unidos. Despu√©s encontr√≥ a la mujer del fotograma y se pregunt√≥ si la v√≠ctima del asesinato de Massachusetts pudo salir en Jaws. No solo la mujer de la escena (un extra m√°s entre el mont√≥n de ba√Īistas que llegan al pueblo el 4 de julio) se parece f√≠sicamente a la v√≠ctima, sino que algunos detalles del asesinato encajan en el calendario de producci√≥n de Jaws.

Para empezar, el cad√°ver fue hallado en Provincetown, no muy lejos del lugar donde se rod√≥ la pel√≠cula: la isla de Martha Vineyard. Hill cree que la v√≠ctima pudo visitar la isla durante el rodaje porque todos los j√≥venes de la √©poca lo hicieron. ‚ÄúHe o√≠do decir que todos los que estaban en Cabo Cod el verano de 1974 aparecen en la pel√≠cula Jaws‚ÄĚ, explic√≥ al Post. ‚ÄúLa posibilidad de que una persona haga una parada en la isla y aparezca en la pel√≠cula no es irrazonable‚ÄĚ, agreg√≥. ‚Äú¬ŅY si la joven v√≠ctima de un asesinato que nadie pudo identificar ha sido vista por cientos de millones de personas en un amado cl√°sico del cine de verano, pero nadie hasta ahora lo sab√≠a?‚ÄĚ

Advertisement

Aparte de escribir sobre ella en Internet, Hill explic√≥ su teor√≠a al FBI con la esperanza de que los otros extras de Jaws pudieran aportar m√°s informaci√≥n sobre aquella mujer. Aunque el investigador principal del caso lo escuch√≥ con inter√©s, otros han descrito sus ideas como ‚Äúdescabelladas‚ÄĚ. El asesinato de la Dama de las Dunas contin√ļa siendo uno de los cr√≠menes sin resolver m√°s enigm√°ticos de la historia reciente de Estados Unidos.

[The Washington Post vía Vice]