Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El mejor insecticida es esta escopeta de sal

Ilustración para el artículo titulado

Con el verano, llegan los bichos. Si no te gustan los insecticidas tradicionales, y tienes tiempo libre, un artista californiano llamado Lorenzo Maggiore te ofrece una alternativa: acribillar a los insectos con sal. El método ha cristalizado en un arma muy particular llamada Bug-a-Salt.

Advertisement

Bug-a-Salt es, en esencia, una escopeta en miniatura que dispara pequeñas descargas de sal. Para ello no necesita pilas, ni más munición que llenar su depósito con sal de mesa. Un deposito lleno da para 50 disparos, y el volumen de sal disparado en cada uno es menos de la pizca que le echaríamos a un solomillo.

Advertisement

Tras cargar su resorte con un movimiento similar al de las escopetas reales, esta singular arma es capaz de disparar los cristales en un cono de destrucción cuyo alcance óptimo es de un metro.

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

El efecto de semejante metralla sobre los insectos, a juzgar por los vídeos, es fulminante. Moscas, mosquitos y pequeños insectos voladores son liquidados al instante y limpiamente. Insectos más grandes como cucarachas o arañas necesitan ser disparados a bocajarro, pero también perecen bajo la agresiva lluvia de partículas de sal.

El arma no descuartiza a los bichos, lo que nos evita el asqueroso espectáculo de aplastarlos con matamoscas o con el clásico periódico. El único problema será que habrá que pasar la aspiradora más a menudo para recoger la sal (y los bichos muertos).

Advertisement

La escopeta tampoco daña los objetos sobre los que disparamos ni es peligrosa para personas o animales a menos que disparemos a los ojos. Sobre la piel, un disparo de Bug-a-Salt tan sólo causa un picor momentáneo.

Advertisement

Maggiore comenzó a promocionar Bug-a-Salt en la web de Kickstarter IndieGoGo. Su objetivo inicial era alcanzar los 15.000 dólares, pero logró más de medio millón. Ahora Bug-a-Salt se vende en Amazon a un precio de 35 dólares. Os dejamos con un vídeo con el bueno de Lorenzo mostrando cómo funciona su invento. [Bug-a-Salt vía BoingBoing]

Share This Story

Get our newsletter