Hay una función en Gmail que es como una pequeña joya escondida. Si te irritan tanto como a nosotros esas interminables cadenas de emails que no hace más que ocupar espacio, deberías conocerla. ¿Para qué reenviar toda la correspondencia anterior si lo realmente útil es incluir solo la parte exacta del texto a la que queremos responder?

Eso es justo lo que Gmail (y otros programas de email, por supuesto) te permite hacer. ¿Cómo? Muy fácil:

1.  Selecciona en Gmail el texto al que estás respondiendo.

Advertisement

2.  Dale a “responder”.

3.  Listo, solo aparecerá en la respuesta el texto seleccionado.

Perfecto para ahorrar tiempo tanto a quien escribe como a quien recibe el mensaje. Es una función sencilla y muy común en cualquier programa de email pero curiosamente muy pocos sabemos que existe. A disfrutarla. [JCG vía Twitter]