Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Moto G8 Power tiene todo lo que necesitas y tres días de batería a un precio difícil de superar

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Eduardo Marín (Gizmodo)

Han pasado 7 años desde que Motorola lanzó el Moto G, un smartphone con el que querían conquistar la gama media con un precio muy bajo. Desde entonces, año tras año la compañía ha renovado su línea “buena, bonita y barata”, y el último miembro de la familia, el Moto G8, cuenta con algunas características que lo hacen especialmente interesante. En especial el G8 Power, que promete una batería que dura hasta tres días.

Advertisement

¿Pero cumple esta promesa?

Respuesta corta: sí.

Advertisement

Para desarrollar un poco más esa respuesta, los 5.000 mAh que incluyó Motorola en este teléfono de por sí eran una buena pista de que la carga duraría al menos más de un día. Al menos, porque debería durar mucho más que eso. Pero todo depende, por supuesto, del consumo del procesador elegido por el fabricante y de las ayudas que ofrezca el software en materia de gestión de energía.

Android ha ido mejorando con cada nueva versión en ese aspecto. Cada vez el sistema operativo parece ser más inteligente al momento de gestionar lo que hacen las apps en segundo plano, y cuanta energía consumen cuando no las estamos usando en activo. Además, Motorola optó desde hace algunos años por usar una versión de Android lo mas “pura” posible, es decir, con la menor cantidad posible de añadidos propios o capas de personalización, dejando a sus teléfonos lo más cerca a la experiencia de Android que ofrece Google. Eso, además de los gestos propios de Motorola que suelen ser bastante útiles, como sacudir el teléfono para encender la linterna o voltearlo sobre la mesa para activar el modo “No molestar”.

Advertisement

En el caso del hardware, el Moto G8 Power (al igual que el Motorola G8) cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 665 acompañado de 4 GB de memoria RAM, lo que permite que las apps funcionen de manera fluida, incluso juegos como Call of Duty Mobile (gracias a la GPU Adreno 610, suficiente para que se vea bien en el teléfono), sin exigir el máximo consumo en las tareas más básicas como navegar, ver videos o pasearnos un rato en las redes sociales. Los juegos, claramente, sí consumen más recursos.

Advertisement

He probado el Motorola G8 Power como mi smartphone principal durante alrededor de una semana, tiempo en el que solo he tenido que cargarlo dos veces. Al momento de escribir estas líneas ha pasado alrededor de un día completo desde su última carga y el sistema me dice que me quedan casi dos días más de uso. Y es que durante mis pruebas la batería ha durado poco más de tres días con cada carga, incluyendo 13 horas de uso de pantalla durante esa carga. Aquí está la prueba:

Vale la pena destacar donde dice “última carga completa” y “uso de la pantalla desde carga completa”.
Vale la pena destacar donde dice “última carga completa” y “uso de la pantalla desde carga completa”.
Captura de pantalla: Eduardo Marin (Gizmodo en Español).
Advertisement

Por supuesto, este número podría ser inferior, dado que durante los últimos días no he salido casi de casa (solo en un par de ocasiones breves a comprar alimentos), debido a la cuarentena impuesta en la mayoría de países por el coronavirus. Pero para simular lo más posible las condiciones de salir de casa al probar el Moto G8 Power lo que he hecho es, durante al menos unas 5 horas al día, desactivar el WiFi del teléfono y únicamente usar conexión 4G y, al igual que siempre, ver muchos videos en YouTube y pasar mucho rato en Twitter desde el teléfono a lo largo del día.

Así que, aunque en mis pruebas cada carga duró en promedio 3 días y 1 hora, estimo que en condiciones normales y sin cuarentenas la batería debería durar al menos 2 días y medio, o quizás más dependiendo el tipo de usuario. En el caso de uno intensivo y exigente como lo soy yo, el Moto G8 Power soportará más de dos días y dos noches sin conectarse al cargador, y eso es algo tan extraño en el mundo de los smartphones hoy en día que no puedo dejar de sentirme sorprendido.

Advertisement

Mi teléfono de uso diario personal es un iPhone, el cual tiene un par de años conmigo. Durante los primeros 8 o 10 meses la batería del teléfono soportaba un día completo de uso, por lo que lo cargaba todas las noches (separándolo del cargador una vez alcanzaba el 95% o más de carga). Pero tras ese tiempo, el iPhone cada vez me exigía recargar su batería más temprano. Al principio lo hacía a eso de las 23:00, después a la 22:00, a las 21:00 y así sucesivamente. Hoy en día, si salgo de casa en la mañana con el 100% de carga a eso de las 17:00 o 18:00 necesito conectarlo a una batería portátil. Ya no da más.

Advertisement

Han pasado casi dos años, y durante mucho tiempo he considerado que eso es lo normal. No me refiero a este iPhone, sino a todos los smartphones en general. Antes tuve otro iPhone, también tuve algunos Samsung Galaxy y varios Nexus de Google, fabricados por LG, Motorola y Samsung. Básicamente, todos tenían el mismo ciclo de vida en su batería, con algunas diferencias (a algunos la batería al comienzo les duraba más, otros mantuvieron su duración máxima por un año o poco más).

Ilustración para el artículo titulado
Advertisement

Lo que quiero decir es que nos hemos acostumbrado, lamentablemente, a que “lo normal” es que la batería de nuestros smartphones dure, en promedio, un día. Tener uno que cada carga tenga una autonomía de entre 2 y 3 días se siente extraño, pero para bien. Es algo que agradezco, no ser esclavo del cargador o las baterías portátiles. Y es, por algún motivo, el apartado en el que la industria de los teléfonos inteligentes ha avanzado menos con el paso de los años.

Advertisement

No digo que Motorola haya hecho algún avance tecnológico en el Moto G8 Power, pero sí han optado por incluir un “matrimonio” ideal de componentes de hardware y software para prolongar la autonomía de la batería del teléfono lo más posible: un buen hardware de gama media, un software limpio de crapware y aplicaciones innecesarias y, por supuesto, una batería enorme. El resultado es una autonomía más generosa de la que ofrecen incluso los teléfonos más costosos hoy en día.

Y por cierto, el cargador “TurboPower” que Motorola incluye con el G8 ofrece carga rápida de 18W. No será la más rápida del mercado (dista de serlo), pero es suficiente para llenar esos 5.000 mAh en unas 2 horas. Nada mal.

Advertisement

El Moto G8 Power más allá de la batería

Advertisement

Si hay otro aspecto que destaca del Moto G8 Plus es que cuenta con una pantalla de gran tamaño y resolución generosa para la gama media (una IPS LCD de 6,4 pulgadas y 1080x2300 píxeles, con una densidad de 399 píxeles por pulgada) que ofrece buenos colores y se ve bastante bien desde los ángulos, y además, supone una evolución interesante en comparación con el Moto G7 Power, e incluso con otros miembros de la línea G8 como el Moto G8 Plus.

Esa evolución se traduce en optar por un panel que intenta cubrir (y, por tanto, aprovechar) la mayor cantidad del frontal del teléfono, con biseles pequeños que van de un lado a otro e incluso se deshace de esa franja negra inferior de tamaño considerable en los G7. La cámara frontal para selfies se esconde en agujero en la parte superior izquierda de la pantalla, lo que le da un aspecto más prémium al teléfono, aunque, si me permiten ser un poco quisquilloso, el agujero de la pantalla sufre de un pequeño problema común en algunos paneles con esta característica: se puede ver una especie de sombreado en el borde del agujero cuando la pantalla se encuentra en fondo blanco. Solo se ve de cerca y si te fijas detalladamente, pero está ahí.

Advertisement

El agujero le da un aspecto prémium, como de teléfono de una gama superior, pero la parte trasera es un poco más humilde o sencilla. Tiene un diseño que consiste en una especie de franjas que se ven muy de cerca y dan una ilusión de textura, pero es de plástico. El teléfono está disponible en negro y azul. Se ve bien, pero en cuanto a look habría preferido el cristal, quizás con alguna cobertura metalizada como es el caso de Motorola One Zoom. Sin embargo, el plástico es más económico, y estos son teléfonos con precio accesible.

Advertisement

En cuanto a sus cámaras, Moto G8 cuenta con cuatro sensores en su parte trasera, uno principal de 16 MP acompañado de un sensor de 8 MP de tipo telefoto, uno de 8 MP de ultra gran angular y uno de 2 MP macro. En conjunto con el software de la cámara, que incluye modo retrato, panorámica y, por supuesto, modo macro (incluso para video), el G8 Power saca buenas fotos en condiciones de luz natural o buena luz. Sin embargo, deja mucho que desear en condiciones de poca luz.

Advertisement

Lamentablemente, en cuarentena no se pueden tomar buenas fotos de paisajes y paseos.

La cámara de selfies es de 16 MP, y hace un trabajo decente en modo retrato y bokeh, aunque el difuminado podría ser mejor.

Advertisement

Motorola ha incluido un par de altavoces estéreo en el G8 Power, que aunque no tienen un gran volumen, hacen su trabajo lo suficientemente bien como para ver videos en compañía de otra persona o sin auriculares. Y hablando de auriculares, la compañía no se ha olvidado del fiel puerto jack de 3,5mm para auriculares cableados, lo que se agradece hoy en día.


El Moto G8

Tanto el Moto G8 como el Moto G8 Power tienen puerto de auriculares, una buena noticia en 2020.
Tanto el Moto G8 como el Moto G8 Power tienen puerto de auriculares, una buena noticia en 2020.
Foto: Eduardo Marín (Gizmodo en Español)
Advertisement

La compañía lanzó el nuevo Motorola Moto G8 estándar junto al G8 Power, y se trata del modelo base de la nueva línea, con especificaciones menos avanzadas pero aún así ofreciendo una experiencia similar al resto de la familia “G8" actual, y manteniendo esa evolución en diseño frontal gracias a también incluir una pantalla que cubre casi todo el frontal del teléfono y con un agujero que esconde la cámara de selfies.

Sin embargo, tiene algunas diferencias claves en hardware. Por ejemplo, su panel tiene la misma diagonal de 6,4" pero una resolución de 720x1500 píxeles (con densidad de 268 ppp) inferior a la del G8 Power. En materia de cámaras cuenta con un sistema triple que incluye un sensor principal de 16 MP acompañado de un sensor de 8 MP de ultra gran angular y otro de 2 MP macro. Sin embargo, si vez cuatro agujeros en la parte trasera que parecen cámaras es porque uno de ellos es un sensor de autofoco láser, una herramienta interesante para enfocar mejor las fotos. No obstante, aunque toma buenas fotos de día y en condiciones de buena luz, deja que desear en condiciones de poca luz.

Advertisement

El G8 estándar cuenta con el mismo procesador Qualcomm Snapdragon 665 y 4 GB de memoria RAM, al igual que 64 GB de almacenamiento (expandibles mediante microSD). No obstante, la batería del G8 no es tan buena como la del G8 Power. Motorola ha incluido en este teléfono una batería de 4.000 mAh con un cargador estándar de 10W, pero aún así, tiene el tamaño suficiente como para ofrecer más de un día de carga (alrededor de día y medio, en nuestras pruebas). El G8 también se siente menos pesado que el G8 Power, resultado de tener una batería de menor tamaño.

Advertisement

Conclusiones

Ilustración para el artículo titulado
Foto: Eduardo Marín (Gizmodo en Español)
Advertisement

En general, el Moto G8 Power me ha hecho recordar lo mucho que quisiera que los teléfonos vuelvan a tener baterías que duran varios días como en los viejos tiempos. Sin embargo, es cierto que hoy en día eso que llevamos en los bolsillos no es un teléfono simplemente, es básicamente una mini computadora que hace mucho más que llamar y enviar mensajes de texto. Una duración de tres días es bastante generosa, y más aún si se trata de un teléfono barato como lo es el G8 Power (que cuesta 250 euros en España y 24.000 pesos en Argentina).

El Moto G8 estándar es una buena opción aún más económica (200 euros en España y 22.000 pesos en Argentina), con una cámara triple con la que se puede experimentar un poco y una batería que, aunque no es tan generosa como la de su hermano mayor, tiene lo suficiente para que no te preocupes por buscar el cargador tras un día o poco más de uso.

Advertisement

Sin embargo, al elegir entre ambos recomendaría, de ser posible, poner un poco más de dinero y adquirir el G8 Power, que vale la diferencia, sobre todo por esa batería que me deja muy curioso acerca de lo que vaya a hacer Motorola en el futuro, si continúa aventurándose de nuevo en la gama alta y con teléfonos más costosos, como es el caso del Moto Razr.

En resumen

  • El Moto G8 Power tiene una batería de 5.000 mAh que ofrece 3 días de autonomía por carga, lo que deberían ofrecer todos los smartphones.
  • La pantalla con agujero para la cámara de selfies le da un aspecto prémium a los nuevos G8.
  • El sistema de cuatro cámaras (o 3 en el caso del G8 estándar) permite experimentar con buenas fotos, incluso macros, en condiciones de luz óptimas, pero dejan que desear en poca luz.
  • El G8 Power es uno de los mejores smartphones baratos que hemos visto en 2020.

Redactor en Gizmodo. Tecnología, videojuegos, cine y televisión. Siempre cerca de una pantalla y una taza de café.

Share This Story

Get our newsletter