Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El Niño ya está aquí: esto es lo que sabemos por ahora

64.8K
7
Save

El Niño lleva siendo “inminente” desde octubre, pero la espera ha terminado. Feliz día de San Valentín a todos los nerds del clima.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) a este jueves que después de ocho meses de coqueteo, El Niño ya está aquí. Pero antes de llegar a las exageraciones, tengo malas noticias: este es un Niño débil y cualquier impacto que tenga sobre el clima será limitado.

Advertisement

Los científicos han estado observando las temperaturas de los océanos en una región del Pacífico Oriental Tropical conocida como NINO3.4 en busca de señales de El Niño. Para declararlo oficialmente “activo”, las temperaturas deben estar 0,5 ºC por encima de lo normal durante tres meses consecutivos y sea probable que sigan así durante los próximos meses. Las temperaturas superaron ese umbral en octubre, y los modelos creen que se mantendrán ahí. A principios de febrero, la NOAA dijo que las temperaturas de la superficie del mar en la región estaban 0,8 ºC por encima de lo normal. Pero faltaba un componente que impedía que la NOAA hiciera oficial este El Niño.

Además del agua más caliente, también hay un componente atmosférico donde los patrones de viento y la actividad de las tormentas en los trópicos cambian. Generalmente hay una lluvia más intensa en el Pacífico central, cerca de la línea internacional de la fecha, y menos intensa en las cercanías de Indonesia. Estos cambios luego ondulan por el mundo. Es lo que los meteorólogos han visto ahora y es por eso que declararon el jueves que “estas características son consistentes con las condiciones de un El Niño débil”.

Pero, dado que este no es un El Niño intenso como el que sacudió al mundo desde 2014 hasta 2016, es probable que sus impactos sean limitados. En el transcurso del anterior Super El Niño (sí, lo llaman así), los océanos se calentaron y dañaron los corales en todas partes. Las sequías azotaron el este de África y Australia. El sur de Estados Unidos también vio algunos eventos de fuertes lluvias, que entran en línea con el impacto de El Niño en el clima. En esta ocasión, la NOAA sugiere una serie de impactos más suaves.

Advertisement

“Debido a la esperada debilidad de la fuerza, no se anticipan impactos globales generalizados o significativos”, escribieron los meteorólogos. “Sin embargo, los impactos a menudo asociados con El Niño pueden ocurrir en algunos lugares durante los próximos meses”.

Usando un conjunto de modelos climáticos, la NOAA pronostica que este Niño podría durar hasta junio, desapareciendo justo a tiempo para la temporada de huracanes en el Atlántico. Eso es desafortunado ya que El Niño tiende a amortiguar la actividad de los huracanes. Y aunque este es un El Niño débil, aún podría tener otro impacto desafortunado: elevar la temperatura del planeta. Suma el calor de El Niño al calentamiento global, y tienes una receta para calentar el globo.

Advertisement

Los dos años más calurosos registrados ocurrieron durante el reciente Super El Niño. No se espera que este año supere a esos dos, pero es probable que sea más cálido que el año pasado, que fue el cuarto más caluroso desde que comenzaron los registros. Aunque es probable que El Niño se evapore a mitad de año, probablemente nos dejará un cálido recuerdo.

Share This Story