Image: Boeing

La envergadura del pr√≥ximo avi√≥n comercial de la serie Boeing 777 es tan descomunal que no cabe en una puerta de embarque est√°ndar, por lo que la compa√Ī√≠a tuvo que obtener una aprobaci√≥n especial para dise√Īar puntas de alas que pueden plegarse despu√©s del aterrizaje.

Las alas plegables no son un concepto nuevo (muchos aviones militares cuentan con alas plegables para acomodar el reducido espacio de almacenamiento en los portaaviones), pero es nuevo en los aviones comerciales con los que la mayoría de la gente está familiarizada.

El nuevo Boeing 777 tiene una envergadura total de 71 metros, que es extremadamente ancha en comparación con los 787 de 60 metros y los 737 de 36 metros. Es por eso que estos aviones no caben en una puerta de aeropuerto estándar que el actual 777 usa sin problemas.

En lugar de hacer que cada uno de los principales aeropuertos del mundo se adapte al nuevo avión, Boeing optó por obtener una aprobación especial de la Administración Federal de Aviación (FAA) para desarrollar puntas de ala articuladas que pueden plegarse cuando el avión está en tierra. Con las puntas dobladas, la envergadura desciende 6 metros hasta un total de 65.

Image: Boeing

Advertisement

La envergadura del nuevo 777 tiene m√ļltiples prop√≥sitos que compensan los problemas causados por el dise√Īo. Seg√ļn Popular Mechanics:

Estas alas m√°s largas, que est√°n hechas de fibra de carbono, son m√°s eficientes en el consumo de combustible. ‚ÄúEs porque reduce la resistencia aerodin√°mica‚ÄĚ, dice Gary Ullrich, profesor asociado de la Escuela de Ciencias Aeroespaciales John D. Odegard en la Universidad de Dakota del Norte y expiloto de la Fuerza A√©rea. Tambi√©n es coautor del libro Aerodynamics for Aviators.

Las alas más largas, dice Ullrich, reducen los vórtices o las turbulencias que pueden formarse en las puntas de las alas, por lo que estas largas alas cortan el aire con menos resistencia, ahorrando combustible y, por lo tanto, dinero.

Piensa en un avi√≥n de combate, que tiene alas cortas y gruesas, y comp√°ralo con un planeador, dice. Las alas cortas del avi√≥n de combate crear√°n v√≥rtices m√°s grandes y m√°s resistencia aerodin√°mica que los del planeador. ‚ÄúTienen un 777 y quieren convertirlo en un planeador‚ÄĚ, explica Ullrich. De hecho, dice que con dos aviones id√©nticos, ambos con envergaduras de la misma √°rea de superficie, un ala m√°s larga tendr√° menos resistencia y ser√° m√°s eficiente que una m√°s corta. (T√©cnicamente, este tipo de resistencia aerodin√°mica se denomina ‚Äúresistencia inducida‚ÄĚ).

Advertisement

Pero a la FAA le preocupaba la complejidad a√Īadida a un elemento vital del dise√Īo del avi√≥n y la posibilidad de que las cosas salieran mal durante el vuelo. Aqu√≠ hay m√°s informaci√≥n de Popular Mechanics:

La FAA se√Īala en su documento de Condiciones Especiales que la capacidad del ala plegable solo funcionar√° cuando el avi√≥n est√© en tierra, y que la compa√Ī√≠a no planea almacenar combustible en las secciones plegables. Y dado que ser√≠a desastroso que las puntas de las alas se doblaran en vuelo, o que el avi√≥n tratara de despegar con las alas en la posici√≥n incorrecta, Boeing tiene que tomarse muy en serio el aspecto de dise√Īo de esta nueva caracter√≠stica.

Boeing afirma que el nuevo 777 es el avi√≥n comercial de dos motores m√°s eficiente jam√°s desarrollado, gracias en parte al nuevo dise√Īo del ala. Las alas tambi√©n est√°n hechas de materiales compuestos, como la fibra de carbono.

Advertisement

Los nuevos aviones probablemente lleven la nomenclatura 777-8 y 777-9 y tengan la capacidad de transportar hasta 375 y 425 personas, respectivamente. Boeing espera comenzar a volar en 2020.