El futurista campus que Apple esperaba tener listo para 2015 se va a retrasar al menos un año. Y no solo eso: inicialmente iba a costar 3.000 millones de dólares pero ahora puede salir por casi 5.000 millones. Son los datos que Bloomberg, citando 5 fuentes anónimas, ha publicado sobre la que va camino de convertirse en una pesadilla de gestión interna para la compañía. La "nave espacial", tal y como llamó Jobs al nuevo campus en una de sus últimas comparecencias públicas, va a tener que esperar.

El edificio, cubierto de cristal curvado y rodeado de campos y más de 6.000 árboles, está diseñado para albergar a más de 12.000 empleados. El estudio responsable del proyecto, Foster + Partners, está buscando formas de recortar el coste del proyecto para ajustarse al presupuesto inicial.

De costar finalmente lo que Bloomberg proyecta, casi 5.000 millones de dólares, la cantidad sería muy superior a los 3.900 millones de presupuesto para el nuevo complejo del World Trade Center en Nueva York.

El retraso y, sobre todo, el coste excesivo de un megaproyecto como este podría causar controversia entre los inversores. ¿Necesita Apple gastarse semejante fortuna (aunque escasa comparada con sus ingresos y beneficios) en un nuevo campus? Ahora que Jobs no está al frente para defender la idea, quizás entre los inversores surjan las dudas. Veremos si Apple o Cook se pronuncian al respecto. [Bloomberg]