Image: Subaru Forester 2019 (vía Motor Authority)

Los coches del futuro serán inteligentes. Cada vez más fabricantes de autos se unen a la tendencia de incluir algún tipo de tecnología “inteligente” en sus vehículos, siendo la más común la conducción autónoma. Subaru, en cambio, incorporó un sistema de reconocimiento facial para identificar el agotamiento en el conductor.

La compañía japonesa ha presentado en el Salón del Automóvil de Nueva York 2018 la nueva versión de su vehículo todoterreno Subaru Forester. Pero más allá de su diseño y lo que lleva bajo el capó, lo más interesante de este SUV es que incorpora un sistema llamado DriverFocus, el cual utiliza el reconocimiento facial para detectar fatiga, agotamiento y sueño en el conductor.

El fabricante asegura que el software puede “recordar” hasta cinco conductores diferentes, incluyendo sus rostros, posición del asiento y preferencias de la temperatura del aire acondicionado. En caso de detectar señales de fatiga o sueño, el sistema actuará como medida de seguridad. El coche también cuenta con un sistema de conducción asistida con frenado automático al detectar una posible colisión.

Lo más cercano al sistema de Subaru que existía hasta ahora es un sistema llamado Super Cruise, propiedad de Cadillac, que puede seguir el movimiento de los ojos del conductor. Sin embargo, el de Cadillac usa cámaras infrarrojas en lugar de reconocimiento facial. Mientras llega ese futuro que vaticina Elon Musk en el que todos usaremos coches autónomos (y hasta las patrullas serán “robots”), los fabricantes quieren vendernos coches que nos asistan (y cuiden) lo más posible al conducir. [vía Verge / Motor Authority]