Ford ha registrado una patente en los Estados Unidos en la que detalla el funcionamiento de un coche de patrulla de policía completamente autónomo, que además podrá poner multas y penalizar faltas de tránsito sin necesitar la presencia de un agente. Es como Robocop, pero hecho coche.

Advertisement

La patrulla funcionará mediante un sistema de inteligencia artificial que le permite determinar cuando un conductor viola una ley de tránsito, obligarlo a detenerse y ponerle una multa. La patrulla se conectará por sí solo al coche que ha cometido la ofensa y tomará una foto de su placa. Esta información, además del hecho de si el coche ofensor estaba siendo conducido de forma manual o iba en piloto automático, será enviada por la patrulla a la central de policía y el conductor será notificado de su nueva multa.

Imagen: Oficina de Patentes de Estados Unidos vĂ­a Free Patents Online.
Imagen: Oficina de Patentes de Estados Unidos vĂ­a Free Patents Online.

Advertisement

El sistema de patrullas de policía trabajará en conjunto con las plataformas de vigilancia y cámaras de seguridad y tráfico para detectar las infracciones, y usará un sistema de Machine Learning (aprendizaje automático) para aprender sobre la marcha y detectar cada vez mejor la violación de leyes.

Por supuesto, pasará mucho tiempo antes de que veamos esta tecnología en práctica, dado que además de los coches de patrulla se requiere que los coches civiles también sean autónomos y estén conectados. [Oficina de Patentes de Estados Unidos vía TechCrunch]