Foto: Alex Cranz (Gizmodo)

El nuevo MacBook Air no es $100 más barato porque sí. Tiene una unidad de estado sólido más lenta que el MacBook Air de la generación anterior.

Apple renovó la semana pasada su línea de portátiles con dos grandes sorpresas: la desaparición del MacBook de 12 pulgadas y una bajada de precios del portátil que lo sustituye, el MacBook Air de 13 pulgadas. Este MacBook Air ahora tiene una pantalla True Tone (que se adapta al color del entorno) y cuesta unos $100 menos: desde $1000 para estudiantes y desde $1100 para el resto de clientes.

Pero no todo son ventajas. Una prueba de velocidad de lectura realizada por Consomac reveló que el SSD del MacBook Air de 2019 es un 35% más lento que el SSD del MacBook Air de 2018. Sigue siendo rápido (pasa de 2 a 1,3 GB/s) y la velocidad de escritura se mantiene (pasa de 0,9 a 1 GB/s), pero es raro que Apple use un componente más lento en una generación nueva del mismo portátil.

Como señala 9to5Mac, el SSD más lento es presumiblemente más barato que el anterior, lo que habría ayudado a Apple a ajustar precios y bajar de los $1000 en el caso del modelo base para estudiantes. En la práctica, la bajada de velocidad casi no se notará, aunque sea de un 35%, porque la RAM y el procesador del MacBook Air ejercerán de cuello de botella en la mayoría de los casos.