Vote 2020 graphic
Everything you need to know about and expect during
the most important election of our lifetimes
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El nuevo Predator Triton 500 de Acer es un gran portátil gaming, pero cuesta demasiado

El nuevo portátil de Acer
El nuevo portátil de Acer
Imagen: Joanna Nelius

Tener un portátil gaming es muy práctico, incluso aunque no te haga falta uno para viajar. Te ahorras algo de espacio en el escritorio, no tienes que preocuparte por ver dónde colocas el monitor, ni tampoco necesitas encontrar un buen lugar para colocar tu torre desde donde lleguen bien los cables de todos tus periféricos. Pero todas esas facilidades generalmente implican un buen desembolso y, según las especificaciones del portátil en cuestión, también pueden hacer que tengas que lidiar con un aparato bastante voluminoso, que se calienta mucho o incluso ambas cosas. Además de las especificaciones, la estética y la temperatura que alcanzan son los principales factores diferenciadores entre las diferentes marcas y modelos, y eso mismo es lo que ocurre con el nuevo Predator Triton 500 de Acer.

Advertisement

Aunque la línea de portátiles Predator de Acer no ha sido del todo perfecta estos últimos años, han conseguido hacer muchas cosas bien, especialmente en comparación con sus rivales. El Triton 500 podría cruzar fácilmente la línea de liviano y portátil a ladrillo gigante, pero tener una tarjeta gráfica Max-Q y un teclado con menos teclas ayuda a que se mantenga a este lado de la balanza. Otros portátiles, como el GS66 Stealth de MSI, son más baratos, pero si estás dispuesto a dejarte el dinero que vale éste, te harás con un ordenador bien diseñado y con buenas especificaciones, capaz de reemplazar a un ordenador de escritorio de gama alta por un dispositivo de tan solo 17.9 mm y solo 2,2 kg de peso.

Advertisement

El Triton 500 tiene un aspecto un poco más sutil que los de la generación anterior. El logo de “Predator” ha desaparecido de la parte superior de la carcasa, pero permanece el logotipo en un azul metálico, que también se ilumina cuando enciendes el portátil. Puedes configurar las teclas del color que desees, o no ponerle ningun color, y el chasis metálico de color negro ha hecho que me olvide por completo del chasis blanco de mis amores que traía el Asus ROG Zephyrus G14, bueno, al menos hasta que le puse los dedos encima. El Predator Triton 500 se llena de huellas con solo mirarlo, y para limpiarlas no vale solo con un paño . Necesitarás algún tipo de limpiador para dejarlo verdaderamente limpio de nuevo.

Pero el rendimiento y la gestión del calor son las cosas por las que hay que preocuparse de verdad a la hora de elegir un ordenador. Y la lista de componentes que trae este portátil es sencillamente excelente. El Stealth de MSI, que es algo más barato le supera en algunas cosas, como por ejemplo en la duración de la batería (casi duplicando lo que aguanta el Triton 500, que se quedó en 3:26 horas en nuestra prueba de batería). Pero a la hora de hablar de rendimiento, el Triton 500 impresiona más.

Advertisement

Este Triton 500 cuesta unos 250 dólares más que el GS66 Stealth, pero viene con una tarjeta gráfica mejor. De los modelos que hemos probado en Gizmodo, el GS66 Stealth venía con un RTX 2070 Super Max-Q, y el Predator Triton 500 con una RTX 2080 Super Max-Q. Ambos tienen el mismo procesador, un Intel Core i7-10750H, 32 GB de RAM y una pantalla de 300Hz a 1080p. Ambos también cuentan con otras configuraciones de menos especificaciones por si quieres ahorrarte algo de dinero, pero estos portátiles de gama alta están claramente dirigidos a jugadores que buscan el mayor frame rate posible.

Con el mismo procesador, el Triton 500 queda unos 220 puntos por delante del Stealth en Geekbench 4 con un solo núcleo, sin embargo, incluso esa misma CPU i7 de décima generación combinada con una tarjeta gráfica mejor no se tradujo en una diferencia notable en juegos como Far Cry 5 y Shadow of the Tomb Raider. Mientras que el Triton rendía igual que el Stealth en Tomb Raider a 1080p ultra con un promedio de 98-99 fps, el Triton llegó a tener 5 fps menos que el Stealth en el Far Cry 5 a 1080p ultra con 91 fps (frente a los 96 fps del Stealth).

Advertisement

Pero esas diferencias son insignificantes. Esas ligeras variaciones en el número de fps pueden ser causadas por cualquier cosa, desde poner el portátil en modo rendimiento en vez de en modo turbo, el calentamiento del ordenador o el propio juego. Jugando a Overwatch, el Stealth quedó 30 fps detrás del Tritón (270 fps en comparación con 300 fps). El Tritón también alcanzó 77 fps en Total War: Warhammer, 69 fps en Metro Exodus con el ray tracing desactivado y 57 fps con él activado, todo a 1080p ultra. Estos números son brutales. Pero para conseguirlos tienes que tener activado el modo turbo. Sin él activado, siempre tendrás entre 5 o 10 fps menos.

A diferencia de otros portátiles gaming, el Triton 500 se calienta mucho menos, al menos en la superficie. No es raro que las temperaturas de la CPU aumenten hasta los 90 grados Celsius debido a su pequeño tamaño y a los ajustes que hacen algunos fabricantes para que funcionen a pleno rendimiento de forma muy rápida. No hay nada de malo en eso, pero sin una buena gestión del calor para que se enfríe todo, algunos portátiles pueden llegar a calentarse demasiado. El Aorus 17G de Gigabyte casi abrasaba. El GS66 Stealth de MSI también estaba bastante caliente. El ROG Zephyrus G14 de Asus alcanzó temperaturas de hasta 50 grados en algunas partes del chasis del teclado. Pero esto no le ocurrió al Triton 500.

Advertisement

Cuando estaba bajo mucho presión, las temperaturas de la CPU aumentaron hasta 92 C (y esto es mucho calor), pero las temperaturas de la superficie solo alcanzaron un máximo de 45 C. No jugaría con el portátil sobre el regazo, pero en una superficie plana, resulta sorprendentemente cómodo. Sin embargo, según HWInfo64, hubo algo de thermal throttling cuando las temperaturas de la CPU aumentaron a más de 90 C en dos de los núcleos, eso fue con el modo turbo encendido y sus ventiladores funcionando a toda máquina, pero debe haber sido solo por un breve período de tiempo, porque no noté que bajase el rendimiento en ningún momento mientras jugaba.

Advertisement

Sin embargo, como la temperatura de la CPU subió tanto, esto implica que ni el Intel Velocity Boost ni el Turbo Max Boost estaban en funcionamiento. HWInfo mostró que la frecuencia de reloj más alta fue a 4.7 GHz. Si la temperatura de la CPU hubiera sido más baja como para activar esas tecnologías de apoyo, le habría dado a la CPU 300 MHz adicionales y le habría permitido alcanzar su velocidad de reloj máxima: 5.0 GHz. Es posible que esos 300 MHz adicionales no parezcan mucho, pero si lo que más te preocupa es conseguir un mayor número de frames por segundo, ese aumento en la frecuencia habría marcado una diferencia.

También hubo algunos otros fallos en el portátil en los que no pude evitar fijarme. Incluso con la iluminación del teclado RGB apagada, una tecla o dos sueltan un destello de color en ciertas ocasiones cuando escribía o jugaba. Cuando levantaba el portátil con el cable de carga conectado comenzaba a sonar un pitido fuerte cada pocos segundos hasta que lo dejaba en su sitio. (Sin embargo, esto en realidad puede ser una función específica, no un error, porque solo ocurría cuando el cable de alimentación se movía al tenerlo conectado al portátil). Pero si me voy a dejar 2500 dólares en un portátil gaming de gama alta, me gustaría que estos pequeños fallos fuesen inexistentes.

Advertisement

Es fácil recomendar el Acer Predator Triton 500 si tienes el dinero que cuesta, pero no sería el número 1 de mi lista; ese lugar lo ocupa el GS66 Stealth de MSI, que es más barato, tiene una batería más duradera, y ofrece un rendimiento similar. Ese dinero no es poco como para gastarlo así como así, y el Stealth te brindará un excelente rendimiento a 1080p por menos. La calidad de Acer es bastante consistente, pero a este precio, lo normal es tirar por la opción más equilibrada posible, y eso hace que pierda el Triton 500.

En resumen

  • El chasis se mantiene bastante frío, incluso cuando está cargándose el ordenador.
  • El diseño es genial, a pesar de que queden huellas por todas partes.
  • La webcam tiene poca calidad.
  • Tiene un poco de thermal throttling, pero no afectó notablemente al rendimiento.
  • El teclado está un poco apelmazado.

Share This Story

Get our newsletter