Imagen: Samsung.

La CES 2018 ya comenzó en la ciudad de Las Vegas, y los grandes protagonistas son los asistentes inteligentes, coches autónomos y, cómo no, los televisores. En este último ámbito Samsung ha presentado una bestialidad de pantalla de 146 pulgadas de tecnología MicroLED, llamada “La Pared”, y hace honor a su nombre.

La tecnología detrás de La Pared es propia de Samsung, y la compañía explica que se tratan de LEDs mucho más pequeños que los actuales; micrométricos, para ser más exactos. La pantalla es gigantesca, y puede mostrar la imagen a tamaño completo o de forma modular, usando solo una porción como televisor y el resto como quiera el usuario (decorativo, de información, etcétera).

Por ejemplo, en la siguiente foto podemos ver cómo una parte de la pantalla se transforma en un “TV” de unas 60 pulgadas mientras que el resto ha sido convertido en una pared decorada con libros y demás adornos.

Foto: Adam Clark Estes / Gizmodo.

Advertisement

El televisor prácticamente no tiene marcos y es muy delgado, por lo que se fusiona parcialmente con la pared sobre la que se coloque.

Imagen: Samsung.

El nuevo y gigantesco televisor modular de Samsung todavía no está a la venta, y la compañía ni siquiera ha anunciado el precio que tendrá. Pero es un buen adelanto de cómo podrían ser los televisores en nuestros hogares dentro de algunos pocos años, antes de ese inevitable futuro en el que estaremos completamente rodeados de pantalla al mejor estilo de un episodio de Black Mirror.

Advertisement

Imagen: Samsung.