Hasta hora los cient├şficos consideraban que nuestro ancestro parental com├║n m├ís antiguo habit├│ la tierra hace 120.000 a├▒os. Es lo que se conoce como el "Ad├ín" gen├ętico o cromosomal, lo m├ís atr├ís que podemos remontarnos en nuestra evoluci├│n como especie usando la informaci├│n almacenada en el cromosoma Y, presente solo en la poblaci├│n masculina.

El an├ílisis del cromosoma Y de un estadounidense fallecido recientemente, sin embargo, ha descubierto un ancestro a├║n mucho mayor. Su cromosoma Y se separ├│ de la l├şnea com├║n del resto de la humanidad hace m├ís de 340.000 a├▒os, casi el doble de lo estimado hasta ahora. El hallazgo adem├ís, se realiz├│ casi por casualidad, cuando sus familiares enviaron muestras de material gen├ętico a una compa├▒├şa privada para tratar de elaborar un ├írbol geneal├│gico.

Advertisement

Este descubrimiento ha sorprendido a los cient├şficos porque el cromosoma Y ha sido ampliamente estudiado y por ahora ning├║n intento de remontar la genealog├şa hab├şa dado como resultado una cifra superior a esos 120.000 a├▒os. Los restos f├│siles de humanos m├ís antiguos tienen tambi├ęn una edad que se mueve en esas fechas, unos 195.000 a├▒os. Con este nuevo descubrimiento, sin embargo se abren nuevas teor├şas sobre el origen de la humanidad y la dispersi├│n desde el Valle del Rift hacia otras regiones y continentes cercanos. En alg├║n punto del pasado "reciente" (si entendemos por reciente 200.000 a├▒os) los humanos "modernos" volvieron a mezclarse con especies anteriores. [New Scientist]