El Parlamente Alemán ha aprobado hoy la ley que exigirá a los buscadores y agregadores de noticias pagar por mostrar extractos de contenido. La Ley, conocida como "Impuesto Google", no especifica sin embargo la extensión del texto y permite "palabras independientes y pequeñas frases". Google ha criticado la decisión, pero también respira aliviado.