Image: WC

Finalmente, el sentido com√ļn y los numerosos llamamientos parecen haber surtido efecto. El Parlamento Europeo acaba de rechazar en la votaci√≥n la propuesta de nueva ley de derechos de autor que auguraba un futuro ciertamente oscuro para Internet. Tras la votaci√≥n, ¬Ņqu√© ocurrir√° despu√©s?

Para ponernos en contexto, y como contábamos hace unas semanas, el Comité Legislativo de la Unión Europea había puesto en marcha una posible nueva legislación europea sobre derechos de autor, algo que no ocurría desde 2001, y algo extremadamente peligroso para los intereses de casi todos los usuarios.

Advertisement

¬ŅPor qu√©? En primer lugar, porque los borradores eran tan imprecisos que podr√≠an funcionar como arma arrojadiza para un sin fin de situaciones. Por ejemplo, la posibilidad de demandas sin precedentes a cualquiera que opere un sitio web, como monitorear todo el material protegido por derechos de autor o pagar una tarifa a las organizaciones de noticias que enlazan.

Desde muchas esferas se hab√≠a hablado mucho del Art√≠culo 13, la secci√≥n de la directiva que reconfigurar√≠a por completo las responsabilidades de los sitios web a la hora de hacer cumplir los derechos de autor. Todo tremendamente difuso, ya que el requisito de que los sitios web usen medidas ‚Äúapropiadas‚ÄĚ para evitar que el material protegido por derechos de autor aparezca en su servicio era poco menos que galimat√≠as, sugiriendo que se utilicen ‚Äútecnolog√≠as efectivas de reconocimiento de contenido‚ÄĚ sin explicar lo que eso significa, ni c√≥mo funcionar√≠a, ni c√≥mo se presentar√≠an las reclamaciones, ni nada pr√°ctico.

Sea como fuere, hoy se ha producido una gran victoria para la libertad en la red y para que los memes, las noticias, la mismísima Wikipedia y, sobre todo, la privacidad, no traten de caparse o delimitarse.

Advertisement

Ahora, y tras la votación en contra, la posición del parlamento deberá volver a debatirse (y votar) en los próximo plenos, presumiblemente a mediados de septiembre en la Eurocámara.

En cualquier caso, victoria para Internet (y sus usuarios, nosotros).