Sus creadoras lo llaman el "casco invisible", y ciertamente no se ve en absoluto porque no es un casco, sino un elaborado airbag que protege la cabeza y cuello del ciclista en caso de colisi√≥n. El dispositivo se llama H√∂vding, y acaba de salir a la venta despu√©s de siete largos a√Īos en desarrollo.

Hovdig luce como una especie de bufanda abultada que se cierra en torno al cuello mediante una cremallera. En su interior, el invento aloja un airbag con forma de casco. La estructura inflable se activa mediante un inyector de helio de alta velocidad que insufla el gas desde la nuca, protegiendo incluso el cuello y la parte frontal del cr√°neo del ciclista.

Advertisement

La activación del casco depende de una serie de sensores (acelerómetro y giróscopo), y se alimenta de una batería recargable mediante USB, y cuya autonomía (con el airbag activo) es de 18 horas. Para activar el dispositivo basta con cerrar la cremallera y sujetar el extremo de la misma. Igualmente, al abrirla, Hövding se desactiva, por lo que no habrá que cargar la batería todos los días.

Como todo airbag, el H√∂vding es de un s√≥lo uso. La compa√Ī√≠a que lo fabrica tambi√©n lo repone, pero el coste es para el usuario o para la compa√Ī√≠a aseguradora, si quiere hacerse cargo. Aunque parezca una tonter√≠a a primera vista, H√∂vding soluciona un problema com√ļn de los cascos de bicicleta: que son sencillamente feos. Los entusiastas del ciclismo est√°n muy concienciados de su importancia, pero eso no quita que los cascos para ir en bici tengan un aspecto bastante rid√≠culo.

Advertisement

No faltan cicloturistas a los que les da mucha pereza llevar uno de estos horrores con agujeros en la cabeza. Hövding elimina además las molestias de tener que llevar algo sujeto sobre el pelo. El dispositivo, eso sí, no parece muy agradable en climas cálidos. Tampoco es barato. Disfrutar de un dispositivo de protección estiloso (y probablemente más efectivo que un casco estándar), pero de un sólo uso cuesta 399 euros. [Hövding]