Literalmente. Amazon acaba de presentar ante los responsables de urbanismo de Seattle la que será, de aprobarse, su próxima sede central. El nuevo cuartel general no es una oficina, ni un edificio, sino un conjunto de cúpulas geodésicas con su propio ecosistema.

No sabemos si Amazon sellará las salidas una vez estén dentro todos los trabajadores o promocionará a este nirvana sólo a sus directivos. Probablemente no, pero el proyecto es casi de ciencia ficción.

Las cúpulas albergarán diferentes zonas botánicas modeladas según diferentes ecosistemas agradables para el ser humano. Estas áreas verdes se combinan con restaurantes, zonas de reunión y de descanso. El complejo de cristal estaría ubicado junto a la torre convencional que la compañía está construyendo justo al lado.

Advertisement

La sede promete dejar en pañales a las míticas oficinas de Google pero... ¿Alguien más aparte de nosotros ha pensado en la película Elysium? [Businessinsider]

Fotos: NBBJ / Seattle.gov