Aunque no es ning├║n r├ęcord mundial, la Torre Imperial de Mumbai ser├í el edificio m├ís alto de esa ciudad de la India por un margen bastante amplio. Con sus 116 pisos y 400 metros de alto, el estilizado edificio dise├▒ado por el estudio de Adrian Smith y Gordon Gill tiene otra habilidad bastante rara, es capaz de confundir al viento.

Los rascacielos especialmente altos tienen un serio problema con el viento, que suele ser más intenso a esa altura. El aire golpea la fachada y crea un vórtice en la fachada opuesta, mientras que en el otro lado ocurre exactamente lo mismo.

Al final, esa fuerza por ambos lados produce un efecto de balanceo que podemos ver en cualquier planta de tallo fino. Muchos rascacielos solucionan esto mediante gigantescos contrapesos llamados amortiguadores de masa, que tambi├ęn hacen que la estructura resista mejor los terremotos.

La Torre imperial de Mumbai soluciona el problema del viento de otra manera. En lugar de confiar en un contrapeso, su fachada es irregular y est├í llena de aberturas, cortes y huecos. Esos huecos no son s├│lo una soluci├│n est├ętica, sino que rompen el viento para evitar que este se arremoline alrededor de la fachada.

Advertisement

Esta adaptabilidad de la estructura al entorno ha sido probada en los túneles de viento Waterloo, en Canadá. Aún y todo, Smith y Gill reconocen que la prueba definitiva será su construcción [Smith + Gill]