El nuevo smartphone estrella de HTC, el One, iba a estar disponible este mes. Sin embargo, la compa√Ī√≠a ha tenido que retrasar su lanzamiento en una decisi√≥n que le puede costar caro. Ahora tendr√° que enfrentarse de lleno a la competencia del Galaxy S4, que estar√° disponible en abril. Lo sorprendente es el motivo del retraso: seg√ļn un directivo de HTC, en declaraciones al WSJ, la taiwanesa ya no es un cliente tan importante para los proveedores de componentes, que dan prioridad en los pedidos a los grandes de verdad. L√©ase: Apple y Samsung.

Las declaraciones del directivo de HTC son sorprendetemente francas. En sus propias palabras:

La compa√Ī√≠a ha tenido problemas gestionando a los proveedores de componentes porque ha cambiado su previsi√≥n de pedidos dr√°stica y frecuentemente tras la ca√≠da inesperada en distribuci√≥n el a√Īo pasado. HTC ha tenido dificultad en asegurar los componentes de c√°maras adecuados porque ya no es un cliente de primer nivel.

Es decir, como HTC ha reducido el n√ļmero de pedidos a sus proveedores, estos prefieren centrarse en los grandes clientes, Apple y Samsung, los dos dominadores. El resultado: un importante retraso en el lanzamiento comercial del HTC One.

Es una pena, porque el One, como mostramos en su review hace unos d√≠as, es probablemente el mejor smartphone Android que hay ahora mismo en el mercado. A√ļn no hay fecha confirmada de su llegada a EE.UU. ni Latinoam√©rica (a Espa√Īa llegar√° el 30 de abril). Esperemos que no se retrase todav√≠a m√°s. [WSJ]