Peter Molyneux es casi una leyenda viva en videojuegos. Conocido por títulos como Populous, Dungeon Keeper o Black & White el programador británico lleva trabajando desde hace años en otro juego, Godus, para el cual pidió financiación en Kickstarter. El proyecto, sin embargo, ha resultado ser un auténtico fiasco.

Molyneux lanzó a finales de 2012 una campaña en Kickstarter para recaudar 450.000 libras (605.000 euros/685.000 dólares). Consiguió bastante más, 526.000 libras. Sin embargo, muchos de los usuarios que contribuyeron en su momento se quejan ahora de que buena parte de las promesas hechas durante la campaña se han incumplido. El juego se ha ido estrenando en 2013 y 2014 en diferentes plataformas pero, como señaló recientemente Rock Paper Shotgun, las promesas de añadir una versión Linux del juego, un libro de arte o funciones como modo multi-jugador, no se han materializado.

Y la cosa no se ha quedado ahí. El equipo de desarrollo se ha reducido respecto al número inicial de personas trabajando en el proyecto, por lo que no se puede esperar que la cosa vaya a mejorar precisamente. Según Molyneux, se están buscando reemplazos para la gente que ha abandonado el proyecto pero, en este punto, y dado el pasado de Molyneux de incumplir promesas, pocos creen ya que eso vaya a suceder. Especialmente cuando miembros clave del proyecto, como el diseñador Konrad Naszynski, han admitido públicamente que "realmente no ve cómo van a poder cumplir las promesas que hicieron".

Para tratar de explicar la situación, Molyneux publicó recientemente el vídeo debajo (junto al propio Konrad Naszynski) en el que reconoce que se han cometido errores. "Admito que algunas de las promesas se deberían haber cumplido y que deberíamos haber tomado el tiempo para trabajar en ellas", dice. Una confesión bastante absurda, sobre todo porque (en teoría) de eso se trata Kickstarter: de cumplir las promesas a cambio de financiación. Molyneux achaca la situación a no conocer del todo bien el funcionamiento de Kickstarter y a una reducción de los recursos para trabajar en el proyecto.

¿Y ahora qué? Toca seguir esperando. La única aclaración que hace Molyneux sobre cuándo podrán cumplir todo lo que prometieron es tras "meses, meses y meses" de trabajo. No es exactamente muy tranquilizador. Está bien tenerlo en cuenta para la próxima vez que te plantees apoyar un proyecto de videojuegos en Kicstarter y, sobre todo, si es de Molyneux.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)