Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Alrededor de 3.000 millones de dólares en oro, y 3.500 millones en plata. eso es lo que los geólogos calculan que se podría extraer cada año de la región que rodea al volcán Taupo, en Nueva Zelanda. La mejor parte es que nadie ha dado todavía con la clave de cómo extraerlos.

La palabra volcán ya debería encender alguna señal de alerta sobre los problemas de desenterrar esa fortuna. El Taupo es una de las caderas de una zona volcánica muy activa que se encuentra en el norte de Nueva Zelanda. Aunque no ha entrado en erupción desde hace miles de años, el Taupo es de esos volcanes junto a los que no es muy recomendable ponerse a excavar a lo bestia. Wikipedia explica:

El Taupo produce erupciones riolíticas, con un magma viscoso con un alto contenido de sílice. Si el magma no contiene mucho gas, la riolita tiende a formar solo un domo de lava. Sin embargo, cuando se mezcla con gas o vapor, las erupciones riolíticas pueden ser extremadamente violentas. El magma espumejea para formar piedra pómez y cenizas, que se estallan con gran fuerza.

Si el volcán crea una columna estable que sube muy alto en la atmósfera, la piedra pómez y cenizas soplan hacia los lados, y finalmente caen al suelo, cubriendo el paisaje como una capa de nieve. Si el material expulsado se enfría rápidamente y se vuelve más denso que el aire, no puede elevarse tan alto, y de repente se derrumba al suelo, golpeando la superficie como el agua de una cascada, formando flujos piroclásticos que se propagan sobre la tierra a gran velocidad. Los flujos piroclásticos pueden desplazarse con una velocidad de cientos de kilómetros por hora. Cuando la piedra pómez y las cenizas se asientan, son lo suficientemente calientes como para unirse en una roca conocida como ignimbrita.

Advertisement

Desde hace tiempo se sabía que el vasto sistema geotermal de la zona depositaba cantidades indeterminadas de oro y plata en los sustratos más bajos, a cientos de metros bajo tierra. En un estudio publicado recientemente, un equipo de científicos estadounidenses y neozelandeses dirigidos por el geólogo Stuart Simmons han puesto un número a la cantidad de oro y plata que podrían albergar estos yacimientos. La cifra exacta se desconoce, pero calculan que cada año se podrían extraer entre 680 y 7.500 kilos solo de oro.

El problema no es solo el volcán. Toda la zona que rodea al lago Taupo forma parte de la reserva natural de Tongariro. Aparte de geólogo, Simmons es un conocido detractor de la minería intensiva. Él y otros científicos participaron en una campaña en febrero de 2014. Su objetivo era tratar de concienciar a la industria de la joyería de que no compren oro extraído mediante técnicas dañinas para el medioambiente o para las comunidades que viven cerca de los yacimientos. Basta ver desastres como el de Mponeng, la mina de oro más profunda del mundo, como para entender las reservas de Simmons.

Advertisement

¿Cómo extraer el oro entonces? La única posibilidad sería desarrollando algún método que pudiera sacar los minerales de los conductos geotermales en los que se acumulan. Las compañías mineras interesadas están trabajando en ello. Afortunadamente, el Gobierno de Nueva Zelanda está muy orgulloso de sus hermosas reservas naturales. Muy cerca del Taupo hay otro volcán activo llamado monte Ngauruhoe. Los entusiastas del cine seguramente lo conozcan por otro motivo. Es el Monte del Destino al que se dirigían Frodo y Sam en la Trilogía cinematográfica de El señor de los Anillos. De momento, en Taupo no se mueve ni una piedra. [Geothermics via Phys.org]

Advertisement

Imágenes: Diferentes paisajes de la reserva natural de Tongariro y el valle de Taupo. Fotos: patjo, Natalia Pushchina y Filip Fuxa / Shutterstock

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)

Share This Story

Get our newsletter