Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Elon Musk publicó un tuit desde uno de los satélites Starlink y se sorprendió de que funcionara

5.8K
6
1
Los primeros 60 satélites de Starlink momentos antes de su despliegue
Imagen: SpaceX

Harán falta algunos años más, y miles de satélites más, para que la constelación de internet Starlink de SpaceX alcance su funcionalidad completa, pero eso no ha impedido que Elon Musk participe en una prueba temprana del sistema, que aparentemente ha salido bien.

A última hora de la noche, Elon Musk anunció en Twitter que estaba enviando un “tuit a través del espacio mediante un satélite Starlink”. Unos minutos más tarde respondió al tuit, diciendo: “¡hala, ha funcionado!”

Advertisement

No está mal, teniendo en cuenta que la constelación Starlink consta actualmente de apenas 60 satélites, de los cuales tres ni siquiera funcionan. En mayo, cuando un cohete Falcon 9 depositó los pequeños satélites a una altitud de 400 kilómetros, Musk dijo que el sistema no sería de mucha utilidad hasta que la constelación alcanzase alrededor de 400 unidades, y que no alcanzaría una “capacidad operativa significativa” hasta los 800 satélites. Sin embargo, como sugiere el tuit de Musk, Starlink sí tiene actualmente “algo” de funcionalidad.

Se espera que Starlink se ponga en línea en algún momento de la década de 2020, proporcionando Internet de banda ancha a bajo costo en prácticamente cualquier lugar de la Tierra, sin importar cuán remoto sea. Estacionados en la órbita baja terrestre, los satélites crearán una red mundial que proporcionará acceso a Internet a todos sus clientes.

Musk espera que Starlink sea “económicamente viable” a partir de las 1000 unidades, pero SpaceX planea lanzar hasta 12.000 satélites, cada uno de los cuales pesa alrededor de 227 kilogramos. Y el sistema podría acabar siendo mucho más grande, a juzgar por una reciente solicitud a la Administración Federal de Aviación (FAA) para lanzar 30.000 satélites adicionales.

Advertisement

Cuando el primer lote de satélites Starlink se lanzó en mayo, iluminaron el cielo como un tren de estrellas brillantes. Ese primer despliegue, y la perspectiva de un futuro más congestionando, es una preocupación para los astrónomos, que creen que las constelaciones podrían interferir con las observaciones científicas del espacio.

Los expertos también temen que Starlink y otras constelaciones como las de Amazon y OneWeb puedan aumentar las posibilidades de una colisión en el espacio. Estos temores se reforzaron en septiembre cuando la Agencia Espacial Europea tuvo que realizar una “maniobra de evasión” para evitar que su satélite Aeolus se estrellara contra un satélite Starlink.

Share This Story