Nikola Tesla fue una de las mentes m√°s brillantes de principios del siglo XX. Sin embargo, su legado nunca ha sido tan reconocido como ahora, cien a√Īos despu√©s. Adem√°s de ense√Īarnos a dominar la corriente alterna y de los inventos que descubri√≥ antes que nadie, Tesla nos dej√≥ multitud de predicciones que hoy siguen sorprendiendo.

El 30 de enero de 1926, el periodista John B. Kennedy entrevistó a Nikola para el programa de radio The Collier Hour. En un momento de la entrevista, el inventor predijo con una precisión asombrosa el smartphone actual:

‚ÄúCuando consigamos aplicar a la perfecci√≥n la tecnolog√≠a inal√°mbrica, toda la Tierra se convertir√° en un enorme cerebro (...) Vamos a ser capaces de comunicarnos entre nosotros al instante, sin importar la distancia. No s√≥lo eso: a trav√©s de la televisi√≥n y la telefon√≠a vamos a poder vernos y escucharnos los unos a los otros tan perfectamente como si fuera cara a cara, aunque intervenga una distancia de miles de kil√≥metros. Y los instrumentos a trav√©s de los cuales podremos hacer esto ser√°n incre√≠blemente sencillos en comparaci√≥n con nuestro tel√©fono actual. Un hombre podr√° llevar uno en el bolsillo del chaleco‚ÄĚ

Advertisement

A la predicción sólo podemos reprocharle una cosa: ya nadie lleva chalecos de vestir. Y, bueno... las videollamadas siguen sin funcionar a la perfección, pero nadie duda que acabarán haciéndolo (cuando tengamos mejores tarifas de datos).

Por increíble que parezca, la cita es auténtica. Viene recogida en el libro Lightning in his hand: the life story of Nikola Tesla, una biografía publicada en 1964 (época por la que, evidentemente, tampoco existían los smartphones).

Advertisement

En la misma entrevista, Tesla habló sobre igualdad de género:

‚ÄúEsta lucha de la hembra humana por la igualdad de g√©nero terminar√° con un nuevo orden sexual, con la hembra como superior. No ser√° a trav√©s de la imitaci√≥n f√≠sica de los hombres como las mujeres conseguir√°n primero la igualdad y luego la superioridad, sino con el despertar de la inteligencia de la mujer‚ÄĚ

Advertisement

¬ŅC√≥mo te quedas? El bueno de Nikola sigui√≥ practicando la futurolog√≠a el resto de su vida, como atestiguan los numerosos periodistas que visitaron su habitaci√≥n de hotel en Nueva York a lo largo de los a√Īos 30. [v√≠a TIME]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)