Image: Una de las entradas al complejo (Wikimedia Commons)

Tom Scott acudió al interior de un complejo subterráneo de túneles secretos construidos en la Segunda Guerra Mundial en Invergordon, Escocia. Allí, en 2014 se batió el récord de la reverberación más larga del mundo, el eco más extremo, donde el disparo de una bala resonó durante 112 segundos.

El complejo de túneles secretos se encuentra en las Highlands. Un espacio donde la leyenda dice que si se agita un sonido resonará a través de los siglos. Y es que el récord mundial del eco más largo jamás descubierto se encuentra en una red de tanques de almacenamiento de petróleo de hasta 237 metros de largo.

Como se puede apreciar en la pieza, Scott y su equipo probaron con un ruido potente y varios micrófonos extremadamente sensibles con los que medir los decibelios y la reverberación.

Construidos en roca sólida entre 1939 y 1942, los tanques se excavaron en lo profundo de la ladera en medio de ciertas preocupaciones sobre el fortalecimiento de las fuerzas armadas de Alemania y la amenaza que representaban los bombarderos de largo alcance.

Advertisement

Por esa razón, los túneles debían proporcionar un inmenso suministro de combustible a prueba de bombas para los buques de guerra de la flota en Invergordon, un anclaje clave de la Royal Navy. De hecho, el tanque se diseñó para albergar más de 25 millones de litros de combustible y tiene paredes de 45 centímetros de espesor. El espacio es aproximadamente el doble de la longitud de un campo de fútbol.

Cuando se llevaron a cabo las pruebas por varios científicos en el 2014, a 125 hertz el tiempo de reverberación fue de 112 segundos. Incluso en las frecuencias medias importantes para el habla, el tiempo de reverberación fue de 30 segundos. El tiempo de reverberación de banda ancha, que considera todas las frecuencias simultáneamente, fue de 75 segundos, la cifra certificada como un récord mundial por Guinness.

Advertisement

Por cierto, los seis tanques de Inchindown se encontraban a plena capacidad durante la Guerra de las Malvinas en 1982, pero el depósito fue dado de baja y cerrado en 2002. [Tom Scott]