Imagen: Wikimedia Commons

Si has estado de turismo alguna vez en París, posiblemente has acudido al museo del Louvre. Hay pocos sitios en el planeta con tantas obras de arte, mención especial a esa legendaria Gioconda de Leonardo da Vinci. Sin embargo, además de obras de arte, dentro del museo hay apartamentos.

Imagen: WC

Advertisement

En realidad, existe toda una ala entera que escapa al bullicio del centro de arte más concurrido del planeta, una especie de mini Versalles en forma de apartamentos, y una vez residencia privada de Napoleón Bonaparte III, el único presidente de la Segunda República Francesa y, posteriormente, emperador de los franceses entre 1852 y 1870.

Imagen: Mary Frances Knapp

Estos complejos lujosos están escondidos bajo el Ala Richelieu del centro, y durante mucho tiempo (actualmente se pueden visitar) se mantuvieron alejados del público dado la ilustre serie de personajes que vivían en ellos. Las viviendas, aunque se denominen “apartamentos”, tienen muy poco de lo que el común de los mortales entiende por ello.

Advertisement

Imagen: WC

Pasado el Ala Richelieu, una serie de escaleras acceden a las diferentes estancias. Una placa en cada puerta explica el ilustre o la reforma que tuvo lugar en su interior (durante el Segundo Imperio). Al parecer, el propio museo contribuyó entre 1852 y 1857 a que los “apartamentos” estuvieran tal y como fueron concebidos.

Imagen: Mary Frances Knapp

Advertisement

Se contrató a un gran número de artistas, decoradores, tapiceros y similares para trabajar en muebles que fueron diseñados al estilo de Luis XIV. Para los fanáticos al steampunk, también existe una colección de herramientas científicas elaboradas de los siglos XVIII y XVII.

Imagen: Mary Frances Knapp

Al parecer, cuando Napoleón III entró en escena modernizó París. Inspirado por sus años en Londres, el hombre decidió crear nuevas infraestructuras en la ciudad no muy diferentes de las que había visto en la City, zonas que podían acomodar a la creciente población.

Advertisement

Imagen: Mary Frances Knapp

En cuanto al Louvre, el museo era una fortaleza en el siglo XII, luego el palacio real hasta la Revolución Francesa, y solo en 1793 fue declarado como museo nacional. Durante mucho tiempo, el ala en realidad albergó al Ministerio francés. Posteriormente, en 1982, el ex presidente François Mitterrand proclamó todo el Palais du Louvre como una galería y espacio del museo.

Museo Louvre. Wikimedia Commons

Advertisement

Sea como fuere, estos apartamentos ocultos bajo las obras de arte del museo sirvieron de espacio para los ricos, lujo y grandiosidad exagerada que exalta como pocos el arte decorativo del Segundo Imperio. [MessyNessy, Wikipedia]