Imagen: Getty

Los amantes de las conspiraciones tienen un nuevo y apasionante material de discusión: el desertor de Corea del Norte que recibió cinco disparos mientras cruzaba la frontera hacia Corea del Sur, está plagado de parásitos, y uno de ellos jamás se había visto en el país.

Cuentan los medios del Sur que no es raro encontrar a desertores norcoreanos con parásitos, de hecho, hubo un caso donde un hombre tenía más de 30 tipos. Sin embargo, esto es completamente diferente. Al parecer, los cirujanos que operan al hombre que atravesó la zona desmilitarizada entre las dos regiones han encontrado un parásito en el estómago diferente a cualquier otro que hayan visto.

Según un artículo de la revista Korea Biomedical Review, el desertor permaneció en estado crítico después de dos horas de cirugía. Como explicaba uno de los médicos que lo trató, Lee Guk-jong:

Estamos luchando con el tratamiento, ya que encontramos una gran cantidad de parásitos en el estómago del soldado, muchos de ellos invaden y devoran las áreas heridas. También hemos descubierto un parásito nunca antes visto que está empeorando la situación y causando tremendas complicaciones. 

Supermercado en Corea del Norte. AP

Poco más se sabe de este parásito, o si se ha visto en otras partes del mundo. Un profesor de medicina que habló en la revista especializada comunicó que los desertores norcoreanos solían llegar a Corea del Sur plagados de parásitos.

Advertisement

Así que, aunque el problema parece común, el caso es insólito. Lee ha explicado a los medios que su intestino delgado está completamente roto y contaminado con materia fecal e infectado con los parásitos. El gusano más largo que se extrajo de los intestinos del paciente tenía 27 centímetros de largo. “Tiene todo lo que podría tener, y su pronóstico es peor que el de otros pacientes con traumatismos”, sentenció.

Supermercado en Corea del Norte. AP

Los humanos pueden contraer parásitos al comer alimentos contaminados, al ser mordidos por un insecto, o por el parásito que ingresa a través de la piel. En el caso del desertor norcoreano, el primer caso es el más probable. Los parásitos que ingresan en el cuerpo a través de alimentos contaminados a menudo son gusanos.

Advertisement

Además, en el Norte todavía se usan heces humanas como fertilizantes. Si estas heces no se tratan y fertilizan las verduras que luego se consumen crudas, los parásitos entran a la boca y luego a los intestinos de la persona.

Como explica el profesor Peter Preiser, de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad Tecnológica de Nanyang, en Singapur, mientras que algunos no causan ningún síntoma grave, otros pueden poner en serio peligro la vida.

Los parásitos eliminan nutrientes del cuerpo, “así que, incuso si la mayoría de ellos pueden pasan desapercibidos, indican un estado de salud deficiente. En pocas palabras: las personas que tienen parásitos no está sanas”. [BusinessInsider, BBC]