Image: Max Pixel

Si estás pensando en comer ciempiés crudos, no lo hagas. Un nuevo estudio en China ha vinculado la aparición de patógenos altamente mortales transmitidos por la ingesta de ciempiés “frescos”. El caso de una familia china que creyó estar ahuyentando los resfriados demuestra lo peligroso de ciertas creencias.

Según el equipo de investigadores, nunca antes habían visto al peligroso parásito en un ciempiés. El polizón en cuestión es el gusano parásito Angiostrongylus cantonensis, también conocido como “gusano de la rata”, un parásito transmitido por los alimentos que se encuentra típicamente en los caracoles y otros moluscos, y que ahora también se ha detectado por primera vez en un ciempiés.

La historia tuvo lugar hace unas semanas, momento en que una mujer de 78 años ingresó en el hospital de Zhujiang, en la ciudad china de Guangzhou, aquejada de dolores de cabeza, somnolencia y deterioro cognitivo durante las últimas semanas.

Image: A. cantonensis (Wikimedia Commons)

El examen posterior sugirió síntomas de meningitis, aunque no una causa viral o bacteriana para la afección. Sin embargo, su fluido cerebroespinal indicó rastros de anticuerpos contra el gusano de la rata, lo que indicaba un diagnóstico de meningitis eosinofílica de A. cantonensis.

Advertisement

Con todo, lo que era realmente inusual es la forma en la que había contraído el parásito: comiendo ciempiés crudos. Y es que mientras que los ciempiés no son un alimento común para la mayoría, secos o triturados se han utilizado en la medicina tradicional china durante siglos (generalmente en forma de polvo), y los especímenes vivos se venden en algunos mercados agrícolas chinos.

Al parecer, en este caso el hijo de la señora había servido una variedad de productos frescos a su madre sin cocer. Y sí, el chico también acabó en urgencias unas semanas después presentando los mismos síntomas después de haber ingerido ciempiés crudos. Según el doctor que los trató, Lingli Lu, del Hospital de Zhujiang:

No solemos oír hablar de personas que comen ciempiés crudos, pero aparentemente estos dos pacientes creían que los ciempiés serían buenos para su salud. En cambio, los enfermó.

Advertisement

Image: Flickr

Lu ha explicado a los medios que la familia consumió sus ciempiés sin cocer porque al hijo le habían dicho que comerlos crudos podía prevenir los resfriados invernales.

Afortunadamente, ambos están fuera de peligro tras un ciclo de medicamentos antiparasitarios que les libraron de su infección por A. cantonensis. Los doctores cuentan que tuvieron mucha suerte, ya que la infección causada por el gusano puede acabar en daño permanente al sistema nervioso central, y en muchas ocasiones con resultados letales.

Advertisement

Por cierto, para confirmar la hipótesis del ciempiés, Lu y sus colegas investigaron el mismo mercado que el chico había visitado anteriormente para comprarlos, y las pruebas posteriores revelaron que siete de los 20 ciempiés adquiridos dieron positivo por A. cantonensis.

Moraleja: no comas ciempiés crudos en la vida. [ScienceAlert]