El crucero Viking Sky, de la compañía Viking Cruise, envió una señal de socorro el sábado por la tarde informando de “problemas con el motor en condiciones climáticas adversas”. Hoy, las 1.300 personas a bordo ya están a salvo, pero los videos compartidos son el recuerdo de una experiencia aterradora.

Advertisement

Al parecer, el Viking Sky envió un mensaje de mayday sobre las 2 pm del sábado, momento en que se activaron los protocolos y varios helicópteros se dirigieron hasta la zona para recoger uno a uno a los pasajeros desde la cubierta, mientras los barcos de rescate también se acercaban junto con los remolcadores.

Los pasajeros describieron las condiciones como comparables a “estar en el Titanic” y temieron ahogarse cuando el barco quedó a la deriva alrededor del Mar de Noruega. De hecho, varios de los pasajeros han comentado que los vientos eran tan fuertes que a bordo creían que el barco estaba a punto de girar de costado.

Para Rodney Horgen, pasajero de 62 años, “las marejadas nos estaban golpeando por el costado, inclinando el barco hacia adelante y hacia atrás, casi hasta el punto en que pensamos que iba a volcar”. Rodney y su mujer Judy Lemieux, de 66 años, se encontraban entre las más de 400 personas que tuvieron que trasladarse en avión a un lugar seguro.

Advertisement

En los videos grabados por los pasajeros se muestra cómo el barco se desplazó a un ángulo de casi 45 grados, mientras el agua fluía a través de las áreas comunales. Para Hans Vik, quien dirige el Centro de Coordinación de Rescate Conjunto para la Policía del sur de Noruega, “estuvimos muy cerca de tener un enorme desastre”. De hecho, el barco se desvió a 100 metros de encallar antes de que pudieran reiniciar uno de los motores. “Si hubieran encallado, nos habríamos enfrentado a un gran desastre”, comentaba Vik.

Según informó la BBC, al menos uno de los motores se reinició con éxito, lo que permitió al Viking moverse un poco más lejos de la costa rocosa, “el área es conocida como Hustadvika y, según se informa, es uno de los tramos más peligrosos de la costa de Noruega”, explicaba la BBC.

Advertisement

Además, para complicar las cosas un poco más, un barco de carga con nueve personas a bordo chocó contra las mismas aguas turbulentas que el Viking, razón por la que algunos de los helicópteros de rescate tuvieron que desviarse. Según el comunicado oficial de Viking Cruises:

Podemos confirmar que el 23 de marzo a las 2 pm (hora noruega), el barco Viking Sky, de 47.800 toneladas que viajaba desde Tromsø a Stavanger, con 915 invitados y 458 tripulantes experimentó una pérdida de potencia del motor en la costa de Noruega cerca de Molde. Estamos trabajando en estrecha colaboración con las autoridades pertinentes y todos los procedimientos operativos se siguieron de acuerdo con las normas internacionales. Además, Viking envió un grupo de trabajo operativo, incluido el propietario de la empresa, a Molde.

Nuestra primera prioridad fue la seguridad y el bienestar de nuestros pasajeros y nuestra tripulación, y en estrecha colaboración con la Guardia Costera Noruega, el capitán decidió evacuar a todos los invitados del barco en helicóptero. El barco avanzó por sus propios medios y había un remolcador en el sitio. La evacuación se llevó a cabo con toda la precaución necesaria. Se ha reportado un pequeño número de heridos que no amenazan la vida. Los pasajeros se alojarán en hoteles locales cuando regresen a la costa, y Viking organizará vuelos de regreso para todos los huéspedes.

Hay que recordar que, incluso con lo espectacular que resultan las imágenes, el crucero no se estaba hundiendo, estaba a la deriva, situación que sí era grave por la posibilidad de que se acercara demasiado a la costa. Sea como fuere, el rescate fue un rotundo éxito dadas las circunstancias. [Mashable, BBC, CNN]