Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

El primer Crucero a Ninguna Parte tiene que volver a puerto por un caso de covid-19 a bordo

1
Save
El Quantum of the Seas atracado en Singapur el 9 de diciembre de 2020.
El Quantum of the Seas atracado en Singapur el 9 de diciembre de 2020.
Foto: Roslan Rohman (Getty Images)

Un pasajero del denominado “Crucero a ninguna parte” dio positivo por covid-19 en Singapur solo una semana después de que los cruceros de Royal Caribbean comenzaran a operar nuevamente en la región tras el parón por la pandemia de coronavirus.

Las 2.800 personas a bordo del barco Quantum of the Seas, que zarpó el pasado 3 de diciembre, se han visto obligadas a ponerse en cuarentena en sus camarotes. El barco, que tiene 1.680 pasajeros y 1.148 tripulantes, regresó a Singapur el miércoles por la mañana para permitir que el pasajero de 83 años que dio positivo fuera trasladado al hospital. El pasajero fue examinado en busca de coronavirus en el barco después de experimentar diarrea. Los pasajeros restantes del Quantum of the Seas tendrán que permanecer a bordo hasta que se complete el rastreo de contactos, lo que no está claro de inmediato cuánto tiempo podría demorar.

Todos los pasajeros que se consideren contactos cercanos serán enviados a una instalación de cuarentena del gobierno, incluso si dan negativo para el coronavirus. “Desde la detección del primer caso, esos contactos cercanos dieron negativo después de la prueba de PCR y se está realizando un seguimiento adicional por si acaso. Todas las actividades de ocio a bordo también han cesado de inmediato y se ha pedido a los pasajeros que permanezcan en sus camarotes ”, explicó un portavoz de Royal Caribbean al Strait Times.

Advertisement

Todos los pasajeros y la tripulación que abordaron el barco habían dado negativo en las pruebas de coronavirus antes de su viaje, pero el período de incubación del SARS-CoV-2 puede durar hasta 14 días, lo que significa que alguien puede dar negativo en la prueba del virus durante aproximadamente dos semanas a pesar de haber sido previamente infectado. El período medio de incubación es de unos 5-7 días.

Esa es precisamente la razón por la que se alentó a los estadounidenses a quedarse en casa durante el Día de Acción de Gracias y no ver a sus familiares, incluso si se hicieron la prueba antes de salir de vacaciones. Una prueba negativa no significa que no puedas dar positivo en un período de tiempo relativamente corto. Royal Caribbean promociona su adhesión a las pautas de distanciamiento social y el uso de máscaras para todas las personas a bordo del crucero, junto con una aplicación de rastreo de contactos que es obligatoria para todos. Este viaje en particular fue solo para ciudadanos de Singapur y la ciudad ha tenido un desempeño relativamente bueno en el control de la propagación del virus, aunque el país ha enfrentado críticas de que se han producido muchos casos positivos en trabajadores extranjeros que viven en condiciones de hacinamiento.

Singapur informó el miércoles de solo seis nuevos casos de coronavirus sin incluir al hombre de 83 años que dio positivo en el crucero. El anciano está siendo examinado nuevamente en tierra y se agregará a las estadísticas oficiales de salud si la segunda prueba da positivo. Singapur ha registrado poco más de 58.000 casos de covid-19 y 29 muertes desde que comenzara la pandemia a principios de este año, a pesar de tener una población de aproximadamente 5,6 millones de personas. El estado de Minnesota, por citar un ejemplo de referencia con la misma población, ha registrado más de 359.000 casos y 4.086 muertes.

Advertisement

El concepto de los llamados “cruceros a ninguna parte” e incluso “vuelos a ninguna parte” ha ganado fuerza durante la pandemia del covid-19, ya que las personas anhelan una sensación de la normalidad, incluso si eso significa que partan y lleguen al mismo destino y nunca abandonen el barco o avión. Hacer un crucero por el océano sin parar en diferentes destinos puede parecer extraño, pero ha habido muchas personas dispuestas a inscribirse. Un “vuelo a ninguna parte” australiano operado por Qantas se agotó en solo 10 minutos en septiembre. El vuelo, de siete horas de duración, despegó y aterrizó en Sydney después de volar por lugares emblemáticos como Byron Bay, Bondi Beach y Sydney Harbour Bridge, a veces a una altitud mucho más baja de lo normal para que los pasajeros puedan ver mejor.

El pasajero que dio positivo por covid-19 recibirá un reembolso completo de Royal Caribbean, según el Strait Times, y todos los demás pasajeros recibirán un descuento por el día que perdieron en el mar. [Strait Times]

Share This Story

Get our newsletter