Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Es casi imposible distinguir un Rolex falso de uno real hoy en día

42.9K
30
1

Hace un tiempo era fácil detectar un Rolex falso: la mayoría de las imitaciones usaban un mecanismo de cuarzo no mecánico que provocaba un tartamudeo en la manecilla de los segundos del reloj. Pero según los expertos de Watchfinder & Co., ese no es el caso hoy en día. Las mejores falsificaciones de Rolex pueden ser casi imposibles de detectar, incluso para coleccionistas expertos.

Hay muchos aspectos de un reloj mecánico de lujo como un Rolex que lo hacen deseable e increíblemente caro. El diseño, la precisión del movimiento mecánico, las complicaciones y las características adicionales suman al valor del reloj. Pero es la atención al detalle, la artesanía y los cientos de horas de trabajo manual requeridos para darle el acabado perfecto lo que realmente representa el precio de $10.000 de un reloj como el Rolex Daytona 116500LN.

Advertisement

En el pasado, los falsificadores que intentaban obtener un reloj de apariencia similar en el mercado no prestaban tanta atención a los detalles de sus falsificaciones. En su lugar, confiaban en las máquinas para estampar rápidamente piezas y componentes en masa. Los resultados fueron más baratos, y definitivamente se vieron la parte. Pero los tiempos han cambiado, y la precisión mejorada de las máquinas fresadoras y otros procesos de fabricación automatizados han permitido a los falsificadores crear Rolex falsos con una precisión impresionante, incluso cuando se comparan directamente con los reales, como demuestra Watchfinder & Co. con dos versiones de un Rolex Daytona 116500LN.

El falso Rolex Daytona lo hace casi todo bien, hasta el punto de usar el mismo acero que el reloj real para la caja y el brazalete, cerámica de verdad para el marco que rodea la esfera y una réplica casi perfecta de la mecánica interior. Solo derrumba cuando realmente empiezas a estudiar el acabado de la falsificación. Rolex aún confía en artesanos expertos para muchas partes de su proceso de fabricación, lo que da como resultado acabados muy pulidos de los que carece la falsificación producida en serie. Los detalles son sutiles, pero incluso las letras en la esfera del reloj se ven un poco descuidadas y desiguales en comparación con el verdadero reloj.

Lo que es aún más interesante es que este nivel de falsificación no es barato. El falso Rolex Daytona 116500LN cuesta más de $1000. A ese precio, obtienes un reloj realmente decente que debería mantener el tiempo casi tan bien como lo hace un Rolex real ahorras casi diez mil dólares. Los coleccionistas de relojes indudablemente no quieren un reloj falso como este, ¿pero y el resto del mundo? La habilidad y los trucos que emplean los falsificadores hoy en día para copiar un Rolex casi cuentan una historia de fondo tan convincente como un Rolex genuino que ha pasado de generación en generación en una misma familia.

Ahora que los smartwatches hacen tantas cosas, usar un reloj de vieja escuela tiene más que ver con lo que significa para ti, o con la historia del reloj en sí. Y llegados a este punto, lo que los falsificadores han logrado es fascinante. ¿Debes buscar activamente una falsificación? Por supuesto que no, pero si alguien me dijera que está usando un falso Rolex, probablemente estaría más interesado en escuchar la historia de la falsificación que la del artículo genuino.

Share This Story