Un nuevo reportaje de Bloomberg detalla algunos anuncios que debemos esperar en el próximo evento de Apple. Durante mucho tiempo hemos escuchado rumores acerca de muchos productos, como tres nuevos iPhones con pantallas de 5,8, 6,1 y 6,5 pulgadas y un diseño similar al iPhone X, pero lo que llamó mi atención fue otra cosa: una vez más parece que no estará el iPad mini.

Advertisement

El modelo más reciente de esta tablet es el iPad mini 4 y llegó originalmente en 2015, pero no era exactamente una maravilla técnica, ni siquiera cuando era nuevo, porque en su interior básicamente era un iPad Air 2 más pequeño. Aún así, su pantalla de 7,9 pulgadas y más dimensiones favorables para los viajes convirtieron al iPad mini en la tablet favorita de muchos, especialmente aquellos que disfrutaban leyendo cómics fuera de casa, ya que su pantalla a color de alta resolución y su gran duración la convertían en una mejor opción que los lectores electrónicos o un smatphone.

Pero desde su debut, parece que Apple se ha olvidado por completo del iPad mini. La única actualización que ha recibido en los últimos tres años es que dejaron de producir las versiones de 64 y 128 GB de almacenamiento. Si hoy compraras un iPad mini, aún tendría el mismo procesador A8 que tuvo en su lanzamiento en 2015, que en realidad es incluso más antiguo de lo que podrías imaginar, dado que el A8 debutó por primera vez en el iPhone 6 del año 2014. Eso significa que el iPad mini más moderno cuenta con componentes de hace cuatro años, a pesar de que Apple ha lanzado seis nuevos procesadores de la serie A entre 2014 y ahora.

Lo que es aún más insólito es que, actualmente, un iPad mini 4 cuesta 400 dólares, es decir, 70 dólares más que el recientemente renovado iPad de 329 dólares, que Apple actualizó en marzo con nuevo hardware y soporte para el Apple Pencil. El mini incluye 128 GB de almacenamiento estándar, mientras que un iPad base solo tiene 32 GB. Pero si te planetas comprar un iPad de 128 GB solo tendrás que pagar 30 dólares más que lo que pagarías por un iPad mini 4 por la misma cantidad de almacenamiento y mejores especificaciones.

Advertisement

Entonces, me pregunto: ¿el iPad mini está muerto? Sin mejoras significativas en casi tres años, parece que el iPad más portátil se ha unido al mismo grupo que el MacBook Air, el Mac Mini y, en teoría, el iPhone SE como productos que Apple sigue vendiendo, pero que en realidad parece que no les importa en lo absoluto.

Sin embargo, antes de pensar que este comportamiento con el iPad mini es algo más que la típica indiferencia de Apple hacia los productos que no son el iPhone, consideremos por un momento que la desaparición del iPad mini tiene mucho sentido.

Las pantallas de los smartphones continúan haciéndose más grandes y los biseles de la próxima generación del iPhone supuestamente serán aún más pequeños, lo que significa que la brecha entre el teléfono más grande de Apple y el iPad estándar se reducirá aún más. Por tanto, el estado de iPad mini como un “dispositivo versátil” es más precario que nunca, y tal vez la lentitud de la muerte del iPad mini 4 simplemente marca el final de una era en la que simplemente no hay demanda de tablets pequeñas, ni siquiera aquellas que forman parte de un nicho.

Advertisement

Así que quiero que me respondas la siguiente pregunta: si el iPad mini desaparece para siempre, ¿realmente lo extrañarías?