Tras 5 años de investigación, la Unión Europea (UE) acaba de dar el paso: acusar oficialmente a Google de abuso de posición dominante. La UE cree que Google ha aprovechado su dominio de más del 90% de cuota en Europa para perjudicar a sus rivales. Google se enfrenta ahora a una posible multa millonaria.

La Unión Europea ha enviado a Google lo que llama un documento de objeciones (Statement of Objections) en el que acusa a la compañía de abusar de su posición dominante para favorecer sus propio comparador online de compras en los resultados de búsquedas. Está en juego una futura multa de más de 6.400 millones de dólares, un 10% de sus ingresos anuales.

Advertisement

La UE ha abierto además una investigación sobre Android , para averiguar si su amplia cuota de mercado (por encima del 80% en países como España) supone también un abuso de poder dominante sobre sus rivales.

En un comunicado, la comisaria de competencia europea, Margrethe Vestager, ha asegurado estar "preocupada porque la compañía ha dado una ventaja injusta a su propio comparador de compras, infringiendo las reglas antimonopolio de la UE. Google tiene ahora la oportunidad de convencer a la Comisión de lo contrario. Sin embargo, si la investigación confirma nuestras preocupaciones, Google se enfrentaría a consecuencias legales y a cambiar la forma en la que hace negocios en Europa".

Advertisement

Abuso de poder para favorecer a Google Shopping

El documento que la UE ha enviado a Google acusándole de posición dominante se basa en un servicio concreto: Google Shopping. Según la UE, Google ha utilizado su dominio en buscadores para favorecer en los resultados de búsqueda a Google Shopping sobre los demás servicios rivales. "Los usuarios no ven necesariamente los resultados más relevantes para sus búsquedas - esto perjudica a los consumidores y la innovación", dice la Comisión.

Google tiene ahora 10 días para responder a las alegaciones de la UE y luego presentarlas en una audiencia formal. Las anteriores alegaciones de Google para defenderse, dice la UE, han sido "insuficientes".

Advertisement

La respuesta de Google: hay más elección que nunca

En un comunicado interno a empleados, el responsable legal de Google, Kent Walker, aseguró estar muy "decepcionado por la noticia". Google cree sin embargo que tiene una fuerte defensa. Alega que el buscador de Google "ha mejorado mucho en los últimos años y ahorra tiempo a los consumidores". Además, dice, la competencia está solo "a un clic de distancia. La gente puede usar Bing, Yahoo, Quora, DuckDuckGo, y una nueva oleada de asistentes como Siri de Apple o Cortana de Microsoft. Además, los usuarios cada vez más acuden a redes sociales como Facebook o Twitter en busca de consejo".

El vicepresidente de Google Search, Amit Singhal, ha defendido hoy en un post la misma idea: "el usuario tiene más elección ahora que nunca", asegura. Y lo hace añadiendo por ejemplo gráficos de tráfico de diferentes servicios online, como páginas de compras en Alemania (gráfico debajo, en miles de usuarios únicos). El dominio de Google Shooping, según estos datos, es claramente inexistente:

Advertisement

Esta ha sido la línea de defensa de Google hasta ahora pero no ha servido para convencer a la Unión Europea. Obviamente hay un "detalle" muy importante: ninguno de los buscadores rivales ni otros servicios tiene un 90% de cuota de mercado como Google en Europa. No se trata tanto del dominio de Google Shooping, sino del propio buscador. Sin embargo, si con esa acción de abuso Google Shooping no logra tampoco una posición dominante, las acusaciones de la UE pierden en parte sentido.

La UE, también a por Android

La Unión Europea ha confirmado también que abrirá una investigación para averiguar si la "conducta de la compañía en relación a su sistema operativo Android, además de sus aplicaciones y servicios para smartphones y tabletas, ha infringido las reglas antimonopolio de la UE".

Advertisement

La investigación de la UE sobre Android se centrará en tres frentes:

  1. Saber si Google ha obstaculizado ilegalmente el desarrollo o acceso de aplicaciones rivales o servicios requiriendo a los fabricantes de tabletas y smartphones que pre-instalen aplicaciones y servicios de Google en sus equipos.
  2. Comprobar si Google ha intentado evitar que fabricantes de smartphones y tabletas utilicen versiones de Android o forks en sus equipos, obstaculizando el desarrollo de plataformas y aplicaciones rivales.
  3. Comprobar si Google ha obstaculizado a sus rivales añadiendo otros de sus servicios a las aplicaciones que se distribuyen por defecto en Android.

Advertisement

De momento es solo el inicio de la investigación. Está por ver si la UE realizará alguna acusación oficial sobre abuso de posición dominante de Google en Android. La compañía ya se ha defendido. Estos son sus argumentos por los que Android no abusa de su posición dominante:

  • Google asegura que Android ha bajado los precios de los móviles y aumentado la elección de los consumidores. Y dan un dato: hoy hay más de 18.000 dispositivos móviles Android diferentes disponibles en el mercado.
  • Android es un sistema operativo en open-source que cualquier puede utilizar gratis.
  • Google señala que ha pagado más de 7.000 millones de dólares durante el pasado año a los desarrolladores y creadores de contenido en Android.
  • Los consumidores deciden qué apps descargan y utilizan en equipos Android. Apps que, asegura la compañía, compiten directamente con Google, como Facebook, Amazon, Microsoft Office o Expedia. Además, dice, muchas de estas apps vienen pre-instaladas por defecto en muchos móviles, como el Galaxy S6, señala, que viene por defecto con Facebook, y apps de Microsoft pre-instaladas.

Advertisement

Foto: AP/ Imagen Android: Sam Spratt

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)