Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Espías rusos 'robaron' la fórmula de la vacuna del Reino Unido, según un medio británico

El periódico The Sun intentó hacer que el "robo" pareciera algo malo

By
We may earn a commission from links on this page.
Imagen para el artículo titulado Espías rusos 'robaron' la fórmula de la vacuna del Reino Unido, según un medio británico
Foto: Vladimir Smirnov/AFP (Getty Images)

Los espías del gobierno ruso “robaron” la fórmula de la vacuna covid-19 del Reino Unido para desarrollar su propia vacuna, Sputnik V, según un nuevo informe del periódico británico Sun. El breve informe, que se envía de manera opaca a funcionarios británicos no identificados, afirma que un agente ruso obtuvo la información “en persona”.

“Rusia robó la fórmula para la vacuna de Oxford/AstraZeneca y la usó para ayudar a crear su propia vacuna, se les ha dicho a los ministros”, afirma el nuevo informe del Sun. “Los servicios de seguridad dicen que tienen pruebas de que uno de los espías de Vladimir Putin robó los datos vitales”.

El informe nunca entra en más detalles sobre el presunto espionaje, aparte de señalar un informe anterior de que los hackers rusos intentaron obtener información sobre vacunas de empresas occidentales en 2020. Y el informe nunca explica por qué el “robo” de información sobre una vacuna podría ser algo malo, ya que la pandemia no terminará realmente hasta que todo el mundo se vacune a un nivel suficientemente alto, según la Organización Mundial de la Salud.

Advertisement

Cuando estalló la pandemia por primera vez en 2020, el consenso global parecía ser que controlar el covid-19 era mucho más importante que el secreto empresarial en la industria farmacéutica. Las grandes farmacéuticas obviamente piensan de manera diferente.

La vacuna covid-19 del Reino Unido, desarrollada a través de una asociación entre la compañía farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, se ha implementado en más de 100 países para combatir la pandemia y es segura y eficaz. AstraZeneca, a diferencia de Pfizer y Moderna, también vende la vacuna a precio de coste en lugar de obtener ganancias.

Advertisement

La vacuna de AstraZeneca es una de las más ampliamente implementadas en el mundo gracias al hecho de que no requiere temperaturas de almacenamiento en ultracongelación como la vacuna Pfizer. Aproximadamente 3 mil millones de dosis de AstraZeneca se habrán administrado para fines de este año, según la compañía farmacéutica.

La vacuna de Rusia, Sputnik V, se ha implementado en más de 60 países y ha demostrado ser segura y eficaz para prevenir enfermedades sintomáticas. Pero la Organización Mundial de la Salud aún no ha dado su sello de aprobación a la vacuna, lo que lleva a los rusos adinerados a buscar versiones occidentales que les permitan viajar más libremente a nivel internacional. La Agencia Europea de Medicamentos tampoco ha reconocido la inyección de Sputnik, lo que significa que muchos rusos que han sido vacunados con la inyección no pueden viajar a Europa.

Advertisement

Rusia ha luchado con el lanzamiento de la vacuna a nivel nacional y ha vacunado completamente solo al 31% de su población. Y el país ha experimentado un gran aumento en los casos recientemente con números de casos diarios que alcanzan niveles no vistos desde diciembre de 2020. Rusia informó más de 27.000 nuevos casos de covid-19 el domingo y 949 nuevas muertes por la enfermedad.

¿Por qué alguien se molestaría cuando un país “roba” información sobre atención médica con el único objetivo de hacer que su población sea más saludable? Porque la Nueva Guerra Fría exige un conflicto constante. E incluso frente a una crisis de salud continua que tiene el potencial de infectar a millones más, estas guerras solo ven ganadores y perdedores.

Advertisement

Rusia no robó ningún código nuclear. Supuestamente, robaron información sobre cómo hacer una vacuna para poner fin a una pandemia única en un siglo. Y cualquiera que piense que eso es algo negativo puede querer reevaluar sus prioridades.