Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Si pensabas que Nintendo era la única empresa que todavía fabrica consolas portátiles, te estás olvidando del excelente hardware que viene de China. Es posible que la New Pocket Go no sea una consola tan pulida como la Switch o la 3DS, pero por su precio, es un pequeño ordenador de bolsillo fantástico para llevar contigo centenares de juegos antiguos.

Quizás te estés preguntando por qué alguien querría gastarse dinero en una consola portátil en pleno 2020, cuando los smartphones que llevamos encima ya son perfectamente válidos para ello. No se puede negar que un Android de alta gama cargado de emuladores puede ser una excelente manera de disfrutar lo mejor de los juegos móviles y de los clásicos de toda la vida, pero sinceramente, los controles táctiles siguen siendo realmente horribles para jugar, y si voy a tener que llevarme un cacharro más para jugar por ahí, prefiero que sea una consola portátil en vez de un mando que conectar a mi teléfono.

Advertisement
Foto: Andrew Liszewski (Gizmodo)

La New Pocket Go es una actualización de una consola portátil más antigua, la Pocket Go, que te daba la posibilidad de jugar a juegos retro no solo de otras consolas portátiles viejas como la Game Boy o Game Boy Advance, sino también a consolas clásicas como la NES, la Sega Master, la SNES o la Génesis. Por su tamaño y precio (menos de $40), la Pocket Go original era excepcionalmente capaz, pero a veces daba fallos con algunos títulos de 16 bits, como problemas de audio o de velocidad, que le hacían perder puntos.

La antigua Pocket Go (arriba) frente a la nueva.
Foto: Andrew Liszewski (Gizmodo)

La New Pocket Go es considerablemente más grande y pesada que su predecesora, pero en lo que a mí respecta, tiene casi el tamaño perfecto para una consola portátil. Cuando aparecieron por primera vez los rumores sobre la Switch Lite, este es el tamaño que me imaginaba que tendría. (Me equivoqué). La pantalla de 3,5 pulgadas de la New Pocket Go ocupa la parte frontal de la consola y es lo bastante cómoda incluso para que mis gigantescas manos lo sostengan y toqueteen sin problema.

Advertisement

Dado su precio ($65), en realidad me quedé gratamente sorprendido por la calidad de construcción de la New Pocket Go. Los botones de acción y el D-Pad responden bien y son cómodos, la cubierta de la pantalla está hecha de vidrio para reducir los posibles rasguños, tiene un jack de auriculares, se carga por USB-C y trae una batería de 2.000 mAh que puedes reemplazar fácilmente sin echar mano a un destornillador.

Advertisement

Sin embargo, no es perfecta. Incluso con él sonido configurado al mínimo, lo que sigue saliendo del altavoz está demasiado alto como para usarlo en cualquier lugar en el que no estés tú solo. Espero que lo puedan arreglar con una actualización de software. También hay un área de la consola donde el marco sobresale ligeramente sin ninguna razón aparente. Hay quejas de algún usuario porque sus botones o sus D-pads no responden o no registran cada pulsación que hace, por lo que han tenido que abrir la consola y limpiar su interior.

Y su joystick analógico es terrible. Es muy similar al diseño plano que Sony usó en la PSP y en la PSP Go, excepto que aquellos se podían utilizar. El joystick analógico de la New Pocket Go es demasiado rígido, pequeño y es realmente fácil que se te resbale del dedo. Me parece casi inutilizable, lo cual es una pena porque era una de las mejoras que esperaba con más ansia.

Advertisement

Tal vez te preguntes por qué necesitarías un jostick analógico para jugar a consolas como la Game Boy, Sega, Genesis o SNES, cuando todas ellas solo tenían un D-pad. Eso es cierto. Dentro del nuevo Pocket Go hay un procesador JZ4770 dual-core de 1 GHz con 512 MB de RAM DDR2. La Pocket Go original incluía solo 32 MB de RAM, y la diferencia de rendimiento entre los dos es tan dramática que la New Pocket Go hasta puede realmente emular juegos de PlayStation 1, así como clásicos de 16 bits.

Comenzarás a entender el precio de la New Pocket Go cuando bucees un poco en su software. La interfaz de usuario predeterminada es fea y a veces confusa. Echarás de menos tener una pantalla táctil mientras navegas por sus innumerables pestañas con el D-pad y los botones, y aunque puedes cambiar el tamaño para mejorar sus iconos e interfaz, lleva un poco de esfuerzo alcanzar el punto en el que estéticamente esté todo bien como ocurre con los productos de Nintendo o Sony.

Advertisement

También puedes instalar firmware o software de terceros como alternativa, gracias a las dos ranuras para tarjetas microSD que trae la New Pocket Go, que además te permiten mantener tus juegos y archivos separados del sistema operativo. Pero la consola ya viene lista para usar: la mía traía una cantidad decente de emuladores preinstalados que cubren todo, desde la Game Boy hasta la PlayStation 1, y también puedes instalar otros emuladores que utilicen Linux si deseas aumentar su capacidad.

Advertisement

Este sea probablemente un buen momento para soltar una gran advertencia sobre la New Pocket Go. No incluye ninguna tienda online donde comprar y descargar juegos, y no hay una ranura donde introducir los cartuchos originales como podrá hacer la futura Analogue Pocket. Con esta consola solo podrás jugar a juegos desde una tarjeta microSD usando archivos ROM que, como hemos explicado anteriormente, es un área legal un tanto gris. Incluso décadas después, los juegos que te encantaban de niño y que ya no se fabrican todavía siguen protegidos por derechos de autor, lo que hace que compartirlos online sea ilegal. De todas formas, si no eres capaz de hacer una simple búsqueda en Google, seguir las instrucciones para bajarte el juego y luego cargar los archivos a una tarjeta microSD —esperemos que no sea vuestro caso—entonces la New Pocket Go no te servirá de nada.

La resolución de la pantalla de la New Pocket Go es de 320x240, así que podrás ver los píxeles si te acercas lo suficiente. Sin embargo, eso ayuda también ha que su rendimiento sea mucho más fluido.
Foto: Andrew Liszewski (Gizmodo)
Advertisement

Pero si tienes los conocimientos básicos como para ello y no te importa entrar en un área legal un poco gris, la New Pocket Go te ofrecerá una experiencia de juego excelente. Todavía no he encontrado un juego de Super Nintendo o de Genesis (que ya tengo) que no funcione casi a la perfección en esta consola, e incluso los títulos de PlayStation 1 funcionan notablemente bien en ella. He pasado más tiempo jugando de nuevo al Tony Hawk’s Pro Skater 2 (otro juego que ya tengo) en las últimas semanas de lo que me gustaría admitir, y funciona tan bien como lo hacía hace 20 años en mi PS1, solo que ahora en un dispositivo que me cabe en el bolsillo. Algunos usuarios han comentado que han tenido problemas con otros juegos de PlayStation 1, desde problemas de rendimiento a títulos que simplemente no cargan, pero los distintos emuladores de la New Pocket Go también incluyen muchas opciones de configuración para compensar esos problemas de rendimiento. Si un juego no funciona tan bien como esperabas, probablemente puedas hacer algunos pequeños ajustes para solucionarlo.

A pesar de la interfaz fea, el joystick terrible que trae e incluso algún problema ocasional en el hardware, todavía tengo que recomendarte la New Pocket Go si eres un fan de los juegos retro. Consigue poner a mi alcance todos los juegos clásicos que me encantaban de niño en un solo dispositivo que puedo usar en cualquier lugar y en cualquier momento. Tendrás que aceptar los límites y las pegas de jugar a un juego emulado, pero ahora, la New Pocket Go es la única consola con la que salgo de casa.

Advertisement

En resumen

  • El hardware no tiene la calidad de Nintendo o Sony, pero por $65 está sorprendentemente bien hecho y tiene un rendimiento excelente.
  • Los botones y el D-pad son geniales, pero el joystick analógico que trae es un desastre y casi inutilizable.
  • Incluye un montón de emuladores de consolas como la Game Boy o la PlayStation 1, y puedes añadir fácilmente los tuyos propios. Pero solo reproduce archivos ROM, por lo que los tendrás que conseguir por otros medios.
  • Con una resolución de solo 320x240 verás los píxeles en la pantalla seguro, pero está protegida por una cubierta de vidrio para minimizar cualquier tipo de arañazo.
  • La batería recargable de 2.000 mAh es fácilmente extraíble, y la puedes cambiar por otra sin tener que sacar ni un destornillador.
  • El software y la interfaz predeterminados son feos y, a veces, confusos, pero los puedes cambiar con algo de esfuerzo.

Share This Story

Get our newsletter